La roya se acentúo en algunas zonas altas de Guatemala donde se produce café de mejor calidad, lo que pone en riesgo la exportación del grano a los mercados internacionales para la próxima cosecha.

“Los productores están preocupados por los estragos que puede provocar el hongo para el siguiente año cafetalero”, expuso ayer Israel Cifuentes, coordinador del proyecto de los Huistas, Huehuetenango.

El técnico expresó que en la zona de los Huistas se incluyen los municipios de Concepción, Santa Ana y San Antonio Huista; Unión Cantinil, Jacaltenango y la parte baja de Todos Santos Cuchumatán, donde los rendimientos de producción han disminuido 60%, a causa del ataque del hongo a las plantaciones.

En esa zona, explicó, se cultiva café estrictamente duro, el cual es muy cotizado a escala mundial, por su acidez, cuerpo consistente, sabor definido y fuerte aroma, gracias a que se encuentra arriba de los mil 300 metros sobre el nivel del mar.

La variable de este cafeto, dijo Cifuentes, se debe al tipo de suelo y altitud, por lo que su precio es más alto.

“Lo que se busca es no perder esas variedades porque pondrían en riesgo la economía local para los siguientes cuatro años, que es el tiempo de regeneración de la plantación”, subrayó.

Nils Leporowski, presidente de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), afirmó que no se tiene definida una clasificación de zonas productoras que han sido impactadas. Lo que ha ocurrido, explicó, es que el hongo que atacada en áreas bajas y media migró a las altas.

“El cambio climático está provocando los brotes en esas áreas, ya que la roya no era conocida por los productores”, refirió.

Leporowski añadió que el último informe que se tiene es que el hongo está presente en el 40% del parque cafetalero, muestra que se levantó a principio de año. 

Cifuentes dijo que ha sido muy recurrente la aparición de nuevos focos de roya asociados a períodos intensos de lluvia y luego sequía, lo que genera mutaciones.

El técnico aseguró que la incidencia y la severidad de la roya en las plantaciones es progresiva y generalizada.

“Para combatirla se necesita hacer cambios de plantaciones, y ese proceso puede durar hasta ocho años”, comentó.

El Ministerio de Agricultura, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y la Cooperación Italiana suscribieran ayer una donación por US$200 mil -Q1.5 millones- para revertir la tendencia.

Pronósticos: Divisas y ventas 

El año cafetalero cerrará con un ingreso de divisas por US$600 millones para este año, similar al 2013, según el pronóstico más reciente de Anacafé.

El volumen de exportación será de 4,1 a 4,2 millones de café oro, y para el 2015 se calcula una recuperación de 4,3 a 4,4 millones de sacos de 60 kilos.

Contexto 

La roya en la caficultura está provocando efectos sociales en zonas productoras:

El gobierno declaró emergencia nacional por el brote severo de roya, situación que coincide con los bajos precios del producto.

Se calcula que los pequeños caficultores impactados son 68.147, y los hogares de jornaleros locales y migrantes, de 89.623.

Unos 66 municipios productores de café afectados por la roya son los que presentan altos índices de pobreza.

El ingreso familiar proveniente del café en la región cayó entre 15% y el 20% en la cosecha 2012/2013, y 30% en la cosecha 2013/2014.