La tecnología del dispositivo de visión nocturna BrightWay Vision mejora las prestaciones de los sistemas de visión nocturna actuales basados en la diferencia de temperatura de la tecnología de imagen termal. La startup israelí ha sustituido este sistema por otro mucho más preciso y avanzado basado en la tecnología militar de imagen activa cerrada llamada BrightEye, que combina una cámara con velocidad de obturación ultrarrápida junto con un haz de luz pulsada.

Fruto de esta combinación se obtiene un sistema avanzado de asistencia al conductor –ADAS– durante la noche mucho más sensible a la hora de captar y proyectar sobre la pantalla del conductor la profundidad de campo necesaria para detectar en tiempo real cualquier obstáculo o elemento que podamos encontrar en la calzada. Con esta tecnología de origen militar se mejora la seguridad reduciendo los riesgos derivados de la pérdida de la calidad visual durante la conducción, y más teniendo en cuenta que el 72% de los atropellos a peatones y el 83% de los atropellos a animales se producen precisamente durante la noche.

Ofer David, CEO y co-fundador de la startup, observó que la tecnología empleada por la industria militar era mucho más avanzada y efectiva que los actuales dispositivos que podemos encontrar en el mercado. Pero extrapolar este innovador sistema al sector de la automoción con un producto competitivo y accesible a todos los bolsillos, requería desarrollar un sensor ex profeso que economizara los sofisticados sensores utilizados por la industria militar. Para ello, el equipo de David inició en 2011 el desarrolló de un chip sensor de imágenes CMOS muy similar al que incorporan muchos smartphones actuales para ser alojado en la cámara de visión ADAS de manera efectiva y económica, con unos resultados excelentes.

[[wysiwyg_imageupload:5850:]]

Entre las principales ventajas destaca la posibilidad de conducir de noche manteniendo una visión nitida y definida de cualquier persona, objeto o animal dentro del campo visual de la carretera en ausencia de iluminación exterior en la vía pública, incluso en contextos de lluvia o nieve. Por otro lado, solventa el molesto efecto de encandilamiento por deslumbramiento de los coches que vienen en dirección opuesta, reduciendo la intensidad de los faros a unos simples puntos en la pantalla de visión ADAS que garantizan el control visual de la carretera.

BrightWay Vision fuen premiada en 2013 en la revista Tech Briefs con la mención de honor “2013 Create the Future Design: Transportation & Automotive Category: Making NIght Time Driving Safe and Automated”. La startup con sede en Haifa está ultimando los detalles del hardware y espera comercializar las primeras unidades de su dispositivo en varios modelos de vehículos de Ford, GM y Chrysler en un plazo de cuatro años.