Madrid. Las ventas de automóviles en España encadenaron en diciembre de este año su sexta caída mensual consecutiva con un recorte del 23,9% tras la desaparición de las subvenciones a la compra de un coche y el aumento del IVA en julio.

Según datos de la patronal de fabricantes de vehículos (Anfac) difundidos este lunes, las nuevas matriculaciones bajaron en diciembre a 68.942 unidades, desde 90.553 en el mismo mes de 2009.

No obstante, en términos acumulados, el ejercicio se saldó con un alza de las ventas del 3,1% a 982.015 unidades gracias al incremento de las matriculaciones en la primera mitad del 2010.

"El año 2010 ha estado marcado por dos períodos claramente diferenciados. El primer semestre del año, con el buen resultado del Plan 2000E permitió mantener unos volúmenes de mercado aceptables. Sin embargo, una vez que finalizó el mismo, el segundo semestre del año, lastrado por una coyuntura económica desfavorable en el país, registró importantes tasas de descensos", dijo Anfac en su nota de prensa.