Madrid. Las ventas de automóviles en España encadenaron en enero su séptima caída mensual consecutiva con un recorte del 23,5% tras la desaparición de las subvenciones a la compra de un coche y el aumento del IVA en julio.

Según datos de la patronal de fabricantes de vehículos (Anfac) facilitadas este martes, las nuevas matriculaciones bajaron en enero a 53.632 unidades.

Por canales, Anfac señaló que la mayor caída correspondió a los particulares con un descenso del 43,3%. La demanda de empresas no alquiladoras registó un incremento del 20,8%, con un total de 20.473 matriculaciones realizadas en el mes. Las empresas de alquiler han registraron una tasa positiva del 11,3% en el mes.

"La coyuntura económica en España, con una tasa de paro muy elevada, unido a una restricción importante en el crédito, no permite que se genere confianza en el consumidor", dijo Anfac.

En el conjunto de 2010, las ventas de coches subieron un 3,1% a 982.015 unidades gracias al incremento de las matriculaciones en la primera mitad del año.