Asunción. Argentina exporta energía eléctrica a Uruguay a un precio de US$300 el megavatio hora (MW/h), reveló una fuente del sector.

Esta sería una de las poderosas razones por las que traba la intención paraguaya de exportar el fluido al Uruguay.

La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) de Paraguay cerró negocio con los uruguayos sobre la tarifa de US$70/MWh, es decir, US$230 menos que la que cobra Argentina.

Esto hace suponer que el alto costo propuesto en concepto de peaje tiene la clara intención de entorpecer la exportación paraguaya.

Las negociaciones con los uruguayos son para exportarles entre 50 y 200 megavatios a un precio de US$70 el megavatio/hora, lo que significaría ingresos para Paraguay entre US$40 millones y US$120 millones al año.

Cabe recordar que, en principio, el gobierno paraguayo había denunciado que no había “voluntad política de los mandos medios” de su parte argentino para facilitar el paso de la energía por su territorio. Ahora se sabe que esa falta de voluntad es porque afectará su negocio.

"Ninguna persona permitiría la concreción de un negocio que le perjudicará económicamente", señala la fuente consultada por el diario ABC.

Abuso en el precio. Los cálculos dan cuenta que, de adquirir el Uruguay energía paraguaya, estaría ahorrando US$ 230 por cada MWh.

Esta diferencia de precio entre US$300 de la tarifa argentina y US$70 de la paraguaya es una muestra del abuso argentino en el precio del producto.

El costo de cada megavatio hora de energía varía, según los técnicos. Depende del precio del combustible, de las condiciones climáticas (sequía, creciente) y de los horarios, ya sea dentro de franja considerada de mayor o menor demanda.

Una de las exigencias de los argentinos es el pago de doble arancel (importación y exportación). Esta práctica es normal dentro del territorio de ese país, porque sus reglas así lo establecen, reconocen técnicos del sector.

“Yo no quiero entrar a especular, hay muchos caminos; lo que sí resalto es que nuestro gobierno ha tenido una extraordinaria paciencia y hasta buena fe en esperar y esperar que la Argentina decida. Obviamente esa paciencia va a terminar”, advirtió hace una semana Ricardo Canese, coordinador de la Comisión de Entes Binacionales Hidroeléctricos (CEBh).