Santiago. Primero fueron los servidores y ahora van por el entorno del PC. La virtualización dejó de ser un término lejano y complicado para transformarse en una tendencia tecnológica muy relevante para el usuario y la empresa. Tanto así que la consultora Gartner prevé para el 2013 unos 43 millones de terminales de escritorio virtualizados.

Respecto a esta tendencia y el impacto de esta tecnología en la región, AméricaEconomía.com conversó con VMware, firma líder del sector, que facturó más de US$ 2.000 millones en 2009 y que para todo el presente año prevé alcanzar entre US$2.450 y US$2.550 millones. A continuación, Javier Carrión, Director Senior de la compañía para América Latina, comenta su visión y perspectivas para este sistema.

- ¿Cómo están los negocios de VMware en la región?

Están muy bien en general. Hay una buena aceptación a nuestros servicios y hemos capturado clientes constantemente. Seguimos fortaleciendo las relaciones con nuestros asociados  y alianzas de todo tipo, invirtiendo en canales importantes en la región. El alza ha permitido que un crecimiento del 80% respecto al año pasado.

- ¿Influye en ese fuerte crecimiento el complicado 2009 producto de la crisis financiera?

Para nadie es un misterio que el año pasado fue malo por la crisis. Pero ahora las economías se han estabilizado y las empresas comienzan a reactivarse. Quizá en México el tema sigue siendo complicado ya que la economía del país ha caído repercutiendo en las empresas tecnológicas.

-¿Cómo evalúan el mercado regional en virtualización?

Por su tamaño, Brasil saca ventajas respecto al resto. Pero también veo bien posicionado a países como Argentina o Chile. El mercado latinoamericano sigue siendo atractivo porque faltan muchas compañías por elegir la virtualización o consolidar este sistema. Hay existe un amplio mercado de servidores por virtualizar, para luego pasar a los computadores de escritorio.

- ¿Las herramientas de virtualización sirven para las Pymes?

 Nuestras herramientas apuntan a solucionar problemas técnicos y financieros de la empresa. Se trata de una solución vertical que se puede aplicar a todas las compañías, sin importar su tamaño. Estamos convencidos de que las Pymes se pueden beneficiar de nuestras soluciones al igual que las grandes firmes.

-¿Y cuáles serían esos beneficios?

Estas herramientas les permiten ofrecer niveles de servicios de firmas grandes y, además, pueden reducir los costos. En la actualidad vemos un giro en las pymes hacia la virtualización.

-¿Y qué ocurre con el cloud computing?

Ha sido bien aceptado en nuestro territorio. Empresas grandes se plantean seriamente el uso de esta tecnología. De tener su información en “la nube”. Están consientes que se trata de una solución para sus servicios y saben que tarde o temprano implementarán esta herramienta.

-¿Cuáles son los próximos retos de VMware en la región?

Nuestro reto ahora es capturar nuevos mercados. Y respecto a nuestras soluciones, la clave es lograr consolidarlas en la industria. Partir por robustecer nuestra área de servidores, para luego atacar los desktops.

- ¿Expectativas para el presente año?

Debido a que uno de nuestros principales mercados es Brasil, las próximas elecciones presidenciales de ese país serán claves para nuestro balance anual de la región. Por lo general, los nuevos gobiernos suelen modificar estrategias, por lo que podrían verse afectadas nuestras proyecciones del segundo semestre. Pese a ello, nuestra expectativa es alta, y esperamos seguir capturando una cuota mayor del mercado y llegar a nuevos territorios o sectores de empresas.