Rosarito, México. Ladrones de combustible ocasionaron este miércoles un derrame de diesel al perforar un oleoducto en México, en la fronteriza ciudad de Tijuana, dijeron autoridades.

Una fuente de alto nivel en el sistema estatal del Protección Civil, quien ha lidiado con varios derrames de combustible en los últimos años ante una mayor actividad criminal, describió el incidente como serio.

"No puede haber menos de 50.000 litros derramados", dijo el funcionario, quien solicitó el anonimato por no estar autorizado para comentar sobre las dimensiones del derrame.

"No habíamos visto nada parecido", agregó.

Un testigo de Reuters pudo ver una corriente de combustible de 1 metro de ancho fluyendo en los terrenos de un rancho a unos kilómetros de Rosarito.

La policía impedía el paso de la gente hacia el oleoducto, pero a la distancia se podía ver maquinaria pesada trabajando para contener la fuga, que dejaba un intenso olor a petróleo.

Los oleoductos de la petrolera estatal Pemex a menudo son blanco de ladrones que extraen gasolina, diesel e inclusive crudo.

En diciembre, 30 personas murieron luego de que una presunta toma ilegal en un oleoducto causó una fuga que posteriormente se incendió y causó una gran explosión en el central estado de Puebla.

Pemex dijo en un comunicado que trabaja para frenar la fuga, que no representa riesgos para los cuerpos de agua de la zona ni para la población.