Lan se encuentra analizando las alternativas legales para enfrentar la orden de suspender su proceso de fusión con la brasileña TAM emanado desde el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) de Chile, organismo que acogió el jueves 27 de enero una solicitud en tal sentido formulada por una asociación de consumidores chilena.

En tal sentido, la aerolínea controlada por el grupo Cueto, maneja como opción impugnar la resolución emanada desde el TDLC. La primera opción es presentar una reposición en el propio tribunal. De no tener éxito en la gestión, el siguiente paso sería llegar a la Corte Suprema, de acuerdo a La Tercera.

El proceso, en todo caso, sólo podría comenzar a desarrollarse desde el 1° de marzo, ya que durante febrero, el referido tribunal se encuentra en receso de funciones por vacaciones. Cabe señalar que en Chile febrero es tradicionalmente el mes en que la mayoría de las instituciones y trabajadores hacen uso de su feriado legal.

Reducción de plazos. La medida busca reducir los plazos que demora el análisis y las resoluciones del TDLC, los que generalmente llevan 8 meses desde que son ingresadas las solicitudes, aunque también pueden extenderse hasta un año.

Se señala que si Lan participara del proceso iniciado por la agrupación Conadecus, entidad ciudadana que se dedica a la defensa de los derechos de los consumidores, sería un reconocimiento al proceso y sus plazos.

Conadecus solicitó al TDLC este jueves 27 de enero que examine la fusión Lan-TAM por el eventual peligro para la libre competencia y para los consumidores finales que ella pudiere representar.