Santiago. La utilidad de la aerolínea chilena Lan, una de las mayores firmas del sector en América Latina, creció un 81,6% en el 2010, apoyada en una mejoría de su negocio de transporte de pasajeros y de carga.

Lan, que planea una fusión con la brasileña TAM, obtuvo una ganancia de US$419,7 millones el 2010, casi en línea con lo esperado por analistas.

En el plan de flota estimado por Lan para los próximos tres años se asume un retraso de los dos primeros Boeing 787-8 Dreamliners del 2011 al 2012, pese a que en marzo de 2010 se había informado de un adelanto en la recepción para el primer semestre de este año.

Para el cuarto trimestre, la firma reportó una utilidad de US$164,6 millones, un alza interanual del 50% que superó levemente lo previsto en un sondeo de Reuters.

Lan, que tiene su casa matriz en Santiago, opera unidades en Argentina, Ecuador, Colombia y Perú, y una filial de carga en Brasil.

"Este año representó un año de recuperación y crecimiento en relación al 2009 tanto en los negocios de carga como de pasajeros (...) a pesar del impacto del terremoto que afectó a Chile en febrero del 2010", dijo Lan en su reporte al regulador local.

Los ingresos de la compañía -controlada por la familia chilena Cueto- alcanzaron a US$1.302,5 millones en el cuarto trimestre y sumaron US$4.523 millones en todo el 2010, con alzas del 21,6% y 23,7%, respectivamente.

El Ebitda de Lan -ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización- llegó a US$303 millones, un alza interanual del 12,8% en el cuarto trimestre.

El Ebitdar, que incluye además la renta de aviones, fue de US$330 millones, un incremento del 12,9% entre octubre y diciembre frente al mismo período del 2009.

La aerolínea dijo que, mediante una combinación de contratos de swaps y collars, tiene cubierto cerca de un 35% de su consumo estimado de combustible del 2011, pero en el primer trimestre esto se eleva a un 56%, debido a que corresponde a la temporada alta en el negocio de pasajeros.

Retraso de Dreamliners. Durante este año, Lan espera recibir veinte aeronaves Airbus A320 para las operaciones domésticas y regionales de pasajeros, además de tres aeronaves Boeing 767-300 para las rutas de largo alcance.

Asimismo, el plan de flota considera la venta en 2011 de cinco aeronaves Airbus A318. En cuanto a la flota carguera, la compañía espera recibir un Boeing 767-300 para ese servicio.

Con ello, la flota estimada de aviones de Lan en el 2011 sería de 150 aeronaves y el plan de inversión alcanzaría a US$1.015 millones, que considera sus operaciones en Colombia tras la adquisición en noviembre pasado de Aires.

Entre el 2011 y el 2013, el plan de inversión previsto por Lan asciende US$4.028 millones e incluye un total de 185 aeronaves al final de ese período.

En el plan de flota estimado por Lan para los próximos tres años se asume un retraso de los dos primeros Boeing 787-8 Dreamliners del 2011 al 2012, pese a que en marzo de 2010 se había informado de un adelanto en la recepción para el primer semestre de este año.

Lan sería la primera aerolínea del Hemisferio Occidental en recibir el nuevo modelo de Boeing, que destaca por ser la aeronave más eficiente en la reducir el impacto en el calentamiento global.

Para el 2011, analistas han estimado que la compañía continuaría con su crecimiento, especialmente en el negocio de carga y pasajeros internacionales.

Después del reporte de sus resultados, Lan informó que su unidad de Carga e Inversiones suscribieron una promesa para vender una unidad de mensajería terrestre al grupo local Bethia, en una operación valorada inicialmente en 54 millones de dólares.

Los papeles de Lan cerraron este martes con una caída del 0,24% a CH$14.720 por acción en la Bolsa de Comercio de Santiago, antes de conocerse los resultados.