Este miércoles la aerolínea LAN Ecuador despidió a 55 personas del área de tripulación y cinco administrativos, como parte de un plan de ajuste que contempla la reducción de azafatas en los vuelos y la disminución de rutas.

El recorte de personal de tripulación, según la vocera de la empresa, Esther Palacios, se da porque es el área más cercana a los cambios hechos con los vuelos.

Desde este mes que bajaron las frecuencia en dos rutas, Guayaquil-Quito y Quito-Cuenca, mencionó.

Palacios indicó que estas decisiones se tomaron “buscando ser más eficiencias” y que fue por “un tema de reestructuración de costos”.

Sin embargo, según un comunicado emitido por el Sindicato de Trabajadores de Aerolane, LAN Ecuador, “el único argumento alegado por la empresa es que este despido es por causas de la eliminación del subsidio en el precio del combustible dispuesto por el gobierno ecuatoriano, lo que provoca una reestructuración”.

Durante uno de los enlaces sabatinos realizados a finales de diciembre, el presidente de la República, Rafael Correa, anunció que desde inicio del año el galón de jet fuel no tendría subsidio para los aeropuertos de Guayaquil, Quito y Cuenca.

Los precios pasaron de US$1,26 (con subsidio) a unos US$3,50.

Esto también generó que en los primeros días del 2012 se note un aumento en el valor de los pasajes. Un ejemplo fue el boleto Guayaquil-Quito, donde el recargo fue de US$11 por ida.

Un ex empleado de la empresa, que prefirió la reserva de su nombre, indicó que durante la notificación del despido que duró aproximadamente cinco minutos y se realizó en el hotel Sheraton se les explicó que desde ese momento no tenían acceso a sus correos corporativos, ni a las plataformas informáticas de la aerolínea.

Los despidos se dan luego de que esta semana se realizara la reducción, de nueve a siete, de los tripulantes en cada vuelo.

Palacios remarcó que Lan Ecuador trabaja con 1.800 empleados en toda la empresa.