La aerolínea chilena LAN dijo este miércoles que suspendió temporalmente la operación de sus tres Boeing 787, luego de una recomendación de la autoridad en Estados Unidos tras varios incidentes relacionados con la seguridad de los aviones Dreamliner en Japón.

LAN, una unidad del grupo LATAM Airlines, explicó que la medida adoptada, en coordinación con la Dirección General de Aeronaútica Civil de Chile, se extenderá para sus Dreamliners hasta que la autoridad defina las acciones requeridas para esta flota.

Más temprano, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por su sigla en inglés) dijo que dejará en tierra temporalmente a los modelos 787 de Boeing Co, luego de que un segundo incidente relacionado con baterías defectuosas en un avión Dreamliner causara un aterrizaje de emergencia en Japón.

La agencia dijo que las aerolíneas deberán demostrar que las baterías de iones de litio son seguras antes de poder reanudar los vuelos del nuevo avión comercial de Boeing.

Boeing dijo en un comunicado que estaba confiada en que el 787 era seguro y que respaldaba la integridad del avión.

LAN explicó que los vuelos realizados por la flota Boeing 787 serán operados por otros aviones de la compañía, para mitigar el impacto en su negocio de pasajeros y carga en temporada alta.

"La compañía lamenta la situación y refuerza su compromiso con los más altos estándares en materia de seguridad", dijo LAN en su comunicado.

El 787, que tiene un precio de venta de US$207 millones, representa un salto en la forma en que se diseñan y construyen los aviones, pero el proyecto se ha visto plagado por aumentos de costos y prolongadas demoras.

Algunos han sugerido que la prisa de Boeing por construir los aviones luego de esos retrasos resultó en los problemas recientes, una acusación que la compañía niega.

El uso de una nueva tecnología de baterías está entre las características para reducir costos del 787, que Boeing dice consume un 20% menos de combustible que los aviones de la competencia que utilizan tecnología más antigua.

La firma estadounidense ha dicho que espera entregar unos 1.100 nuevos 787 durante la próxima década.

LAN, la primera compañía en Latinoamérica en incorporar el Dreamliner a su flota, tiene contemplado adquirir 32 Boeing 787 en los próximos 10 años, con una inversión cercana a los US$3.500 millones.