En un exitoso seminario, los Consorcios del Vino lanzaron la 1º Red de Estaciones Meteorológicas Nacional, primera iniciativa conjunta del sector para disponer de mayor y mejor información agroclimática para la industria del vino a nivel de todos los valles.

El proyecto contempla la instalación de 33 estaciones meteorológicas en las distintas zonas vitivinícolas y podrá entregar en línea y tiempo real, información básica como temperatura, humedad relativa, radiación solar y velocidad del viento e información procesada como grados día y horas de frío, junto con los principales índices bioclimáticos que permitan ser usados para la delimitación climática del terroir.

Adicionalmente el proyecto contempla realizar alianzas con aquellas estaciones compatibles y en manos de terceros que quieran sumarse a la red por lo que la red final tendrá una mayor cobertura.

Durante la presentación, un panel de expertos abordó los objetivos y beneficios de la red,
destacando que mejora la competitividad de la industria, a través de información climática
básica y procesada, y asegura una calidad homogénea de la uva entre temporadas,
estableciendo una delimitación climática de los terroir entre las regiones de Coquimbo y
Bío Bío, obteniendo una adecuada maduración de los distintos cultivos de vid.

La Red, que representa un importante avance para el sector en su conjunto, pues a la
fecha solo se contaba con una red en el valle de Casablanca y estaciones gestionadas de
manera particular en zonas acotadas, será financiada por Innova Chile Corfo, Adcon
Telemetry, Vinos de Chile y los Consorcios del Vino.

Elena Carretero, gerente general de los Consorcios Vino Vinnova / Tecnovid, consideró
que “este es un paso fundamental para el desarrollo del vino, pues pone la tecnología al
servicio de las viñas y nos posiciona como una industria que trabaja en forma cohesionada
por los nuevos desafíos que impone el cambio climático”.

El proyecto tiene un plazo de puesta en marcha de 21 meses y será ejecutado por los
mismos Consorcios, en conjunto con la Universidad de Talca.