Río de Janeiro. La Policía Federal (PF) de Brasil informó este lunes que lanzó una operación para investigar la presunta corrupción en las obras del estadio de fútbol Fonte Nova en la ciudad de Salvador, capital del estado de Bahía (noreste), una de las sedes de la Copa Mundial de 2014.

De acuerdo con el reporte, la investigación apunta al supuesto pago de sobornos y desvío de dinero público en la remodelación del estadio, cuya sobrefacturación se sospecha llega a los 450 millones de reales (US$140 millones).

La PF busca cumplir siete mandatos de búsqueda y aprehensión, uno de ellos en la residencia del ex gobernador de Bahía y ex ministro del Partido de los Trabajadores (PT), Jacques Wagner, actual secretario de Desarrollo Económico regional.

Según las investigaciones, la licitación para las obras de construcción del nuevo estadio Fonte Nova, en asociación público-privada, se hizo para beneficiar al consorcio Fonte Nova Participacoes (FNP).

El consorcio estuvo formado por las constructoras Odebrecht y OAS, dos de las firmas más involucradas en la red de corrupción de la empresa estatal Petróleo Brasileño Sociedad Anónima (Petrobras).

El estadio Fonte Nova de Salvador fue una de las sedes de la Copa Mundial de 2014.

El anterior estadio fue demolido en 2010, al quedar inhabilitado por la caída de parte de una gradería en 2007, con saldo de siete personas fallecidas.

El nuevo estadio fue inaugurado el 7 de abril de 2013, justo antes de la Copa Confederaciones.