México. El secretario mexicano de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, anunció este miércoles que el próximo 8 de julio se lanzarán los 21 paquetes de licitaciones internacionales para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Para ello, dijo, "se han constituido en tres etapas que obedecen a la secuencia constructiva, obras preliminares, obras de infraestructura principal y para la puesta en operación".

El funcionario federal dijo que la construcción de esta infraestructura "será una de las más importantes de las últimas décadas en el país, y uno de los mayores proyectos de su tipo en el mundo".

Las primeras obras que se realizarán serán las hidráulicas, que contemplan nueve cuerpos de agua, así como la construcción de 149 kilómetros de colectores marginales, así como 29 plantas de tratamiento.

Ruiz Esparza hizo este anuncio al encabezar un acto de conmemoración con motivo del Día Nacional del Ingeniero, gremio al que felicitó, y lo reconoció por ser el que "ha construido la fortaleza material en la que se apoya el desarrollo y progreso del país".

De acuerdo con las autoridades, esta obra sería una de las mayores del continente, ya que contaría con seis pistas, y su capacidad le permitirá atender 120 millones de pasajeros anuales y se espera que esté operativo en el 2020.

El proyecto del NAICM, impulsado por la administración del presidente Enrique Peña Nieto, requiere de una inversión de unos 169.000 millones de pesos (unos US$10.770 millones) y es uno de los más ambiciosos y más esperados desde hace años.

De acuerdo con las autoridades, esta obra sería una de las mayores del continente, ya que contaría con seis pistas, y su capacidad le permitirá atender 120 millones de pasajeros anuales y se espera que esté operativo en el 2020.

Se prevé que al final de esta administración se cuente con un 65% de avance de la obra.

El actual aeropuerto internacional de la Ciudad de México es el más importante del país, y se encuentra cerca del límite de capacidad para atender a 32 millones de usuarios.

En 2007 fue remodelado y ampliado con otro edificio terminal 2, después del fracaso de un proyecto para construir uno nuevo en la localidad de San Salvador Atenco, en el vecino estado de México.