Pasar al contenido principal
Las hipótesis que se barajan sobre las causas del incendio en la refinería de Amuay
Domingo, Agosto 26, 2012 - 16:47

La primera señala que a medianoche del sábado, personal de guardia habría detectado una pérdida de presión de gas en la bomba que renvía la olefina a la refinería de Cardón. Otra posibilidad indica que que se habría producido una falla en la válvula de seguridad de la esfera más cercana al Destacamento 44.

A más de 36 horas del accidente en Amuay, versiones de trabajadores de Pdvsa indican que el fuego vino del Destacamento 44, luego de que un punto de ignición entró en contacto con el gas acumulado en la zona.

Cuentan que a las 12 de la medianoche, el personal de guardia detectó una pérdida de presión de gas en la bomba que renvía la olefina a la refinería de Cardón.

Tras detectar esa anormalidad, el especialista Reneduar Jiménez y su asistente José Bravo acudieron al sitio. Relatan que apagaron el motor de la camioneta en la que llegaron al lugar. Jiménez fue a revisar la bomba y entonces se vio el primer fogonazo.

Dicen que Bravo contó que vio cómo la llama corría desde la sede del Destacamento 44 de la Guardia Nacional, donde se supone que estuvo el punto de ignición.

Esa chispa provocó el estallido y un gran fuego que barrió la zona como una bomba atómica. Al momento, Jiménez falleció en el sitio y Bravo se quemó la cara. Después se desató una reacción en cadena que destruyó totalmente uno de los tanques y dañó otro seis.

Segunda versión. Otra hipótesis sobre lo ocurrido la madrugada de este sábado apunta a una falla en la válvula de seguridad de la esfera más cercana al Destacamento 44. Se presume, que por la ubicación de la válvula, resultaba casi imposible detectar con los equipos de detección.

Ese gas que se escapó por la válvula dañada, presumiblemente butano, es más denso que el aire y además se encuentra a casi 100 grados centígrados bajo cero dentro de la esfera. Con sólo entrar en contacto con la temperatura ambiental puede producirse la combustión, sin necesidad de que haya una chispa.

La explosión afectó de inmediato a uno de los tanques con productos de refino, pero no originó ningún problema en las esferas, donde funcionó perfectamente el sistema interno de seguridad que protege este equipo petrolero.

Un trabajador de la refinería, que labora en el área de válvulas, dijo que algunas de las esferas presentaban desde hace algún tiempo manchas, como si tuviera pequeña fugas de gas, las que luego fueron tapadas con pintura.

Autores

ELMUNDO.COM.VE