México. La empresa pública Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció este viernes una pérdida neta de 263.820 millones de pesos en 2014 (unos US$17.925 millones), un 55% mayor a la registrada en 2013.

En su reporte financiero al cierre de 2014, la petrolera señaló que los ingresos de la empresa ascendieron a 1,58 billones de pesos (US$107.878 millones), lo que representó un descenso del 1,3% respecto al año anterior.

Sólo en el cuarto trimestre del año pasado, la compañía perdió 115.854 millones de pesos (US$7.872 millones), un 49,5% más que en el mismo lapso de 2013.

Según Pemex, sus resultados se vieron afectados por variables ajenas a la operación de la empresa, como la caída en los precios internacionales, depreciación del peso mexicano respecto al dólar y la disminución en las tasas de interés de los bonos emitidos por el Gobierno mexicano.

Las ventas en el periodo octubre-diciembre sumaron 365.217 millones de pesos (US$24.814 millones), un 10,8% por debajo del monto reportado en el mismo periodo de 2013.

Dicha caída fue resultado del desplome del 25,1% en las exportaciones -principalmente de crudo y condensados-, equivalente a 43.900 millones de pesos (US$2.984 millones), y el descenso del 6,9% en las ventas netas de gasolinas y diésel en México, es decir, unos 12.200 millones de pesos (US$829 millones).

Pemex reportó un ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) durante 2014 de 482.316 millones de pesos (US$32.771 millones), un 30,6% inferior al monto registrado en 2013.

El rendimiento bruto se ubicó en 723.135 millones de pesos (US$49.133 millones), un 5,9 % por debajo de la cifra registrada en 2013.

El monto de impuestos y derechos pagado por la petrolera ascendió a 746.628 millones de pesos (US$50.695 millones), un 13,7% inferior al registrado en 2013.

El promedio de producción de Pemex durante 2014 fue de 3,57 millones de barriles diarios de productos petrolíferos, un 2,2% menos que los 3,65 millones de 2013.

De dicha producción, 2,43 millones de barriles diarios correspondieron a petróleo crudo, una cifra 3,7% inferior a los 2,52 millones del año anterior.