Madrid. La subida del IVA y el fin de las ayudas públicas a la compra de automóviles impactaron violentamente en el sector del automóvil en España, con una caída de las ventas por primera vez en diez meses.

Según datos de la patronal de fabricantes de vehículos (Anfac), las ventas de turismos, medidas por matriculaciones, cayeron en julio un 24,1% tras diez meses consecutivos de recuperación.

La patronal, que la semana pasada ya solicitó una reunión con el Ministerio de Industria para estudiar propuestas y posibles soluciones ante lo que considera "crítica situación del sector", advirtió de que el descenso continuará en los próximos meses.

"La caída previsible para el segundo semestre del año se sitúa en algo más del 30%", dijo para añadir que a pesar de que en el acumulado de los siete primeros meses todavía se registra un repunte del 26,8% en las matriculaciones, espera cifras negativas en el conjunto del año.

"Todo ello afectará de forma negativa al empleo y a los planes de producción", advirtió.

España es uno de los principales fabricantes de coches en Europa y el sector da empleo a más de medio millón de personas en el país.

La caída es particularmente alarmante en el mercado de particulares, con una caída del 45,7% en julio de este año, la primera después de 13 meses de mejora.