Santiago. La huelga del Sindicato de Tripulantes de Cabina de Latam comenzará en pocas horas más: 00:00 horas de este martes. La movilización paralizará la totalidad de los vuelos nacionales y -según la empresa aérea- sólo a algunos vuelos continentales.

Con fecha del 7 de abril, la compañía publicó un comunicado en su sitio web detallando algunas medidas de contingencia. En ese contexto, aseguró que negociará con los trabajadores hasta último minuto.

“(…) como una forma de minimizar el impacto que podría tener en sus pasajeros una eventual paralización, Latam se ha visto en la obligación -en forma preventiva- de cancelar y/o reprogramar con anticipación parte de sus vuelos dentro de Chile (a excepción de Isla de Pascua) y algunos vuelos puntuales desde y hacia Sudaméricaentre los días 10 y 16 de abril”, indicó.

Cambios y devoluciones. Aquellos pasajeros afectados por cambio de itinerario podrán acogerse a una de las siguientes opciones, a través de la sección “Reprograma tu vuelo” en la web de la empresa.

-Cambios de fecha/vuelo: Todos aquellos pasajeros que deseen cambiar de fecha/vuelo podrán hacerlo sin multa hasta 30 días de la fecha de vuelo original.

-Cambio de origen/destino: Un cambio de origen/destino sin multa, sujeto a las diferencias de tarifa aplicable y vigencia del ticket.

-Devoluciones: Se aceptarán devoluciones de tickets sin ningún tipo de penalidad.

La huelga. El pasado sábado, los tripulantes de cabina confirmaron que iniciarán la huelga legal a las 00:00 horas de este martes. “(…) Las mediaciones con la aerolínea no llegaron a buen puerto”, señalaron.

Existen aspectos laborales que “han afectado la salud de los cerca de mil tripulantes” que fueron representados en la negociación y ese sería el motivo principal de la paralización, añadieron.

“En la actualidad se puede llegar hasta 10 días trabajados por 4 días libres. La insistencia de los tripulantes para disminuir esta secuencia de turnos es respaldada por los resultados del estudio de fatiga realizado por la Universidad de Santiago a más de 250 tripulantes de cabina de Lan Express, en el que se señala que se encuentran en nivel de riesgo de salud”, argumentaron.

Si bien admitieron que durante la mediación obligatoria se consiguieron algunos acuerdos secundarios, cuestionaron que “no hubo propuestas que se acercaran a mejorar dos ámbitos relevantes: salud y no precarización del trabajo”.