Santiago. LATAM Airlines, el mayor grupo de transporte aéreo de América Latina, reportó el jueves una pérdida de US$113,3 millones  en el tercer trimestre, presionado por la persistente debilidad de la economía regional, especialmente en Brasil, su principal mercado.

La pérdida en LATAM Airlines, que incluye las operaciones de la chilena LAN y la brasileña TAM, fue mayor que el saldo negativo de US$99,1 millones que esperaba el mercado en un sondeo de Reuters.

Los resultados no operativos incluyen una pérdida no monetaria por tipo de cambio de US$241,1 millones, como resultado de la devaluación del real brasileño del 27,2%.

"Durante el último período hemos realizado importantes ajustes para poder enfrentar el escenario macroeconómico que está afectando las economías de los países sudamericanos, principalmente el de Brasil", dijo LATAM Airlines en un comunicado.

La compañía dijo que las orientaciones de capacidad de crecimiento para el 2015 se mantienen inalteradas, mientras que el margen operativo se ubicaría entre 3,5 y 5,0% este año.

Los ingresos del grupo alcanzaron a US$2.514,8 millones en el tercer trimestre, una baja interanual del 19,9%, en medio de un deterioro en el negocio de carga y tráfico de pasajeros en la industria aerocomercial regional.

Ejecutivos de la empresa han reconocido que, pese a los esfuerzos por reducir costos, los resultados del conglomerado -formado en 2012- no mejorarán hasta que la economía de Brasil comience a recuperarse.

"Nuestra prioridad ha sido implementar reducciones de capacidad en el mercado doméstico e internacional brasileño, aplazar entrega de aviones previstas durante el 2017 y 2018", dijo LATAM Airlines.

En esa línea, la compañía dijo que está trabajando para reestructurar su programa de envío de flota de aviones para el lapso 2016-2018, procurando reducir sus compromisos de flota para este período a través de aplazamientos y ventas tanto de aeronaves de fuselaje ancho y estrecho.

Con el resultado trimestral, la compañía acumuló una pérdida de US$203 millones entre enero y septiembre, por debajo del saldo negativo de US$208 millones de igual lapso del año pasado.

La compañía dijo que las orientaciones de capacidad de crecimiento para el 2015 se mantienen inalteradas, mientras que el margen operativo se ubicaría entre 3,5 y 5,0% este año.

El grupo, con casa matriz en Santiago, tiene unidades de operación en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú.