Santiago. La gigante compañía aeréa Latam desvinculó a cerca de un 7% de los trabajadores pertenecientes al Sindicato de Tripulantes de Cabina de Lan Express, quienes se encuentran en pleno proceso de negociación reglada y a pocos días de la votación de huelga, que se podría hacer efectiva los primeros días de abril.

Según informó el Sindicato Tripulantes de Cabina Lan Express, a través de un comunicado de prensa, la empresa aludió a una sobredotación para tomar la medida.

"Se han burlado de nosotros, nos ha hecho perder dos meses sin sueldo realizando un curso de formación para luego no renovar el contrato, aludiendo que se sobredotaron, pero siguen con cursos y contrataciones nuevas, lo que claramente es una contradicción", declararon tripulantes de cabina desvinculados de Latam.

Aseguna que la compañía aérea está despidiendo a los sindicalizados "para asustarnos y que dejemos de luchar por nuestros derechos en negociación".

La mayoría de los trabajadores desvinculados pertenecían al Sindicato de Tripulantes de Cabina Lan Express, que desde mediados de Febrero se encuentra en proceso de negociación reglada, "que se ha visto marcada por intentos reiterados de la empresa por precarizar las condiciones laborales para los nuevos trabajadores".

La directiva del sindicato declaró sentrise consternada por la medida tomada por la empresa, que a su juicio "quiebra el proceso de negociación y polariza las posiciones".

Silka Seitz, presidenta de sindicato, dijo que "si bien existe un resquicio legal en que la empresa se está apoyando para realizar estas desvinculaciones, esto es claramente una práctica antisindical, ya que se da en medio del marco de la negociación y afecta a una gran cantidad de trabajadores que se encontraban con fuero en el momento que se les notificó de esta drástica medida".

La vocera del sindicato afirmó que no se quedaran de brazos cruzados. "Ya nos encontramos tomando las medidas legales para resguardar a nuestros asociados y el proceso de negociación", dijo.

Las principales demandas del sindicato en este proceso de negociación tienen relación con resguardar su carrera funcionaria para evitar que se precaricen las condiciones de trabajo de las nuevas contrataciones, a la vez que buscan reducir la jornada laboral actual que llega a 10 días trabajados contra 4 de descanso, ya que el nivel de fatiga que muestran los trabajadores producen un alto riesgo a la operación y al trabajo.

Lo anterior ha sido respaldado por un extenso estudio realizado por la Universidad de Santiago, que midió a más de 250 tripulantes y que arrojó que los niveles de fatiga y de somnolencia en los tripulantes llega a niveles riesgosos y sobre lo que permite la ley.

Durante los últimos días de marzo, los trabajadores deberán votar si aceptan la propuesta de la empresa o si deciden ejercer su derecho a la huelga legal. En caso de que la votación sea mayoritaria, paralizarán los vuelos nacionales de la compañía durante las primeras semanas de abril.