Madrid. La recientemente investida presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, va a apostar fuerte por las energías renovables en su país y quiere conseguir que 100% de la energía producida para su consumo en la nación centroamericana proceda de fuentes de energías renovables.

"Estamos trabajando para desarrollar un dinámico conglomerado de energías limpias y poder convertirnos así en el primer país del mundo capaz de producir la energía que consume de fuentes 100% renovables", dijo Chinchilla durante la Cumbre Empresarial Unión Europea-America Latina y Caribe.

La presidenta del país centroamericano invitó a las empresas españolas y europeas a interesarse por el acuerdo.

La presidenta costarricense también mostró su pleno convencimiento y su apuesta por cerrar con éxito el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, "independientemente de los aspectos puntuales sobre los que aún no se haya logrado consenso".

"De ser capaces de cerrar el acuerdo de asociación con Europa como confiamos así será (...) Centroamérica se convertirá en una región con acceso privilegiado a los dos grandes mercados del mundo, con Estados Unidos, con Europa, y en el caso de Costa Rica, también en China", afirmó Chinchilla.

Este acuerdo, que permitiría impulsar el libre comercio entre ambas zonas geográficas, sufrió un duro golpe el pasado 7 de mayo, cuando las conversaciones entre el bloque europeo de 27 países y Panamá, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua fueron suspendidas después de que las partes no lograsen un acuerdo sobre varios temas, como las importaciones de productos lácteos.

"Independientemente de los aspectos puntuales sobre los que aún hoy no se ha logrado consenso, el solo hecho de que Centroamérica sea capaz de negociar exitosamente como región es una prueba del éxito de nuestra integración económica", declaró la mandataria.