El leasing inmobiliario reducirá hasta en dos puntos porcentuales la tasa de interés aplicada a los créditos hipotecarios, lo que permitirá que un mayor número de familias pueda cumplir con el sueño de la casa propia, proyectó el gerente general de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Enrique Zevallos.

Asimismo, sostuvo que otro impacto positivo de esta norma es que incidirá en una sensible reducción de los inventarios inmobiliarios que hay en la actualidad, calculados en 17.000 viviendas.

“Pese a la alta demanda que hay en el mercado, estas unidades habitacionales no se pueden vender debido a que las entidades financieras no califican a los posibles compradores. Pero con el leasing inmobiliario, esta operación se simplifica ostensiblemente, puesto que el banco o financiera continuará siendo propietario de la vivienda”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Alquiler. Asimismo, el ejecutivo destacó el punto de la norma relacionado con el alquiler de viviendas propiamente dicho y aseguró que la medida incentivará la inversión en proyectos de este tipo.

“La iniciativa legislativa incentiva la inversión para poder construir viviendas destinadas al alquiler, puesto que privilegia la oferta, lo que es muy importante ya que aproximadamente el 30% de la solución habitacional proviene de lo que se denomina alquiler puro. Esto ocurre en el Perú y en casi todos los países del mundo”, refirió.

Agregó que la actual norma privilegia la demanda, lo que de alguna forma se constituye en una especie de protección para los inquilinos morosos.

“Lógicamente, esto desincentiva la inversión. Sin embargo, la nueva ley respalda a las personas de menores ingresos que cuentan con el capital para construir una vivienda digna para alquilar”, refirió.

Historial crediticio. Otro punto destacado por Zevallos con relación a la Ley de Promoción Inmobiliaria es la posibilidad que tiene el comprador de constituir un historial crediticio que le permita acceder a un crédito financiero para adquirir una unidad habitacional.

“Esta es el tema referido al alquiler-venta. Aquellas personas que sí tienen capacidad de adquirir una vivienda, pero que no cuentan con un ingreso regular, ahora podrán rentar una vivienda por un determinado período para después optar por una hipoteca, ya que generarán un historial de pago, uno de los requisitos que exigen los bancos”, precisó.

Agregó que con la nueva norma se unifica esta operación y basta con que las personas suscriban un contrato de arrendamiento para ingresar al registro del Fondo Mivivienda y puedan obtener el anhelado crédito hipotecario.

Déficit. El Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento (MVCS) reportó que el último censo de vivienda revela la existencia de un déficit de más de 1,86 millones de viviendas, de los cuales el 65 por ciento está concentrado en el sector urbano (1.21 millones de viviendas).

Además, precisó que el mercado de arrendamiento en el Perú está subdesarrollado. Ello se debe a que solo el 7 de personas vive en una casa alquilada.