Ciudad de México. ElEconomista.com.mx. Ante la petición del sector empresarial mexicano de que sean las compañías nacionales, y en especial las pequeñas y medianas, las primeras en la lista para participar en la apertura energética, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que resulta “imposible” jurídicamente privilegiar a las mexicanas, a excepción de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Tras reunirse con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el personero señaló que aún existe tiempo para que las leyes secundarias en materia energética sean aprobadas por el Congreso antes de que termine abril.

Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró al Consejo Coordinador Empresarial que aún existe tiempo para que la legislación cambie y se puedan facilitar la presencia de la iniciativa privada mexicana en el sector.

A decir de Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Coldwell ofreció al CCE analizar alguna forma para que la integración nacional se pueda dar en las leyes secundarias de la reforma energética.

“Es evidente que la experiencia y la tecnología de empresas pequeñas y medianas no se puede tener en proyectos de aguas profundas, pero en gas shale sí, las vocaciones naturales son para hacer alianzas estratégicas en empresas mexicanas medianas y empresas extranjeras”, explicó el empresario.

Castañón dijo que se pactó con el titular de Energía mantener mesas de trabajo con el CCE, a fin de que ellos reciban la retroalimentación de cómo van y cuál es el interés de generar la infraestructura mexicana, sobre cómo será la demanda de la inversión en materia energética y tener las leyes secundarias antes de que termine el periodo ordinario del congreso.

La postura del sector empresarial fue avanzar en la concreción de las leyes secundarias y dar señales de certeza a la inversión. No sin dejar plasmada la importancia de la participación de las pequeñas y medianas empresas mexicanas en el rubro energético.