Brasilia. Los trabajadores bancarios de Brasil decidieron levantar la huelga iniciada el 30 de septiembre y retomaron este martes sus actividades, después de aceptar la propuesta de la Federación Nacional de los Bancos (Fenaban) de un reajuste de 8,5% en el salario.

La propuesta representa un aumento real (por encima de la inflación) de 2,02% y del vale almuerzo de 12,2%.

Los trabajadores reclamaban inicialmente un reajuste de 12,5%, con aumento real de 5,8% por encima de la inflación.

Por el acuerdo, por otra parte, los bancos retirarán la exigencia de metas consideradas excesivas por la categoría, y será incluido un párrafo en el Convenio Colectivo de Trabajo estableciendo que "el monitoreo de resultados ocurra con equilibrio, respeto y de forma positiva para prevenir conflictos en las relaciones de trabajo".

A pesar del acuerdo, en algunas ciudades los trabajadores del estatal Banco do Brasil decidieron mantener la paralización, debido a la falta de acuerdo con relación al plan de cargos y salarios y plan de salud.

Con el fin de la huelga, los trabajadores compensarán los días parados por medio de una hora de trabajo diario extra por un período entre dos y tres semanas.

La anterior huelga de los trabajadores bancarios por reajuste salarial, en septiembre y octubre de 2013, duró 23 días.