El banco China Construction Bank, el segundo mayor prestamista del mundo valuado en US$193.000 millones, se unió a su pequeño rival AgBank en reportar ganancias menores a las expectativas de mercado, mientras la desaceleración del crecimiento en China afecta a sus máximos prestatarios.

Las utilidades netas de octubre-diciembre subieron un 23% hasta unos 30.250 millones de yuanes (US$4.800 millones), según cálculos de Reuters respecto a cifras de años completos.

La ganancia de un año subió un 25% hasta los 169.300 millones de yuanes, cerca de una estimación media de 170.000 millones de yuanes de 25 analistas sondeados por Thomson Reuters I/B/E/S.

CCB, que tiene al inversor estatal de Singapur Temasek como accionista, dijo que las previsiones de pérdida de préstamos subieron en un quinto el año pasado, más que su crecimiento anual de préstamos de un 14,5%.

Los costos más altos de los préstamos malos destacan la creciente preocupación de que los créditos sin rendimiento de los bancos en China aumenten con la ralentización del crecimiento de la economía. El primer ministro Wen Jiabao pronosticó este mes una expansión del PIB bajo el 8% por primera vez en ocho años.

"En el 2012 se espera que el ambiente económico global se vuelva más severo y el desarrollo económico de China enfrenta varios desafíos", dijo CCB en una declaración en las últimas horas del domingo.

"Con la influencia de una débil recuperación económica global y la reestructuración económica nacional, el impulso de crecimiento económico de China se desacelerará", agregó.

CCB dijo que sus pérdidas por impedimento -cargos asumidos para rebajar activos con una valuación previamente exagerada- subieron un 22% a 35.800 millones de yuanes el año pasado.

La calidad de créditos de CCB, el mayor prestamista hipotecario de China, también empeoró, con su ratio de préstamos sin rendimiento subiendo a 1,09% a fines de año desde el 1,02% de fines de septiembre.

Los préstamos denominados en yuanes crecerían en un 12% este año, indicó CCB, un ritmo más lento que el 14% de aumento del año pasado.

Este mes, los cuatro mayores bancos apoyados por el Estado dijeron que prestarán a desarrolladores de propiedades más calificados para aumentar en nivel de entrada del suministro de viviendas.

Durante dos años, China ha restringido el préstamo bancario al sector de bienes raíces para combatir la especulación en las viviendas de alta confección, que vieron duplicarse sus precios en algunas ciudades durante los 18 meses que terminaron a fines del 2010.