Seúl. La firma surcoreana LG Electronics reportó este miércoles una pérdida mayor que la prevista en el tercer trimestre, con su división de aparatos móviles cayendo adicionalmente en territorio negativo, golpeada por una lenta recuperación en las ventas de teléfonos inteligentes.

El negocio de aparatos móviles de LG reportó pérdidas por sexto trimestre consecutivo, con los retrocesos expandiéndose a 140.000 millones de wons (US$122,7 millones) desde la pérdida de 55.000 millones de wons (US$48,2 millones) reportada el trimestre anterior.

Koo Bon-joon, miembro de la familia fundadora de LG Group, asumió hace un año como presidente ejecutivo de la compañía emblemática para rescatar a su debilitado negocio de aparatos móviles, pero su lenta recuperación ha decepcionado a los analistas.

En contraste, se espera que la división de aparatos móviles de su rival local Samsung reporte un salto en ganancias en el tercer trimestre y supere a Apple como el mayor vendedor mundial de teléfonos inteligentes en términos de unidades.

LG reportó una pérdida operativa entre julio y septiembre de 32.000 millones de wons (US$28,3 millones) contra un pronóstico promedio de una ganancia de 54.000 millones de wons (US$47,3 millones) obtenida en un sondeo de Thomson Reuters I/B/E/S.

Esto se compara con una pérdida de 185.200 millones de wons (US$162,3 millones) en el mismo período un año atrás y con una ganancia de 158.200 millones de wons (US$138,6 millones) en el trimestre anterior.