Lima. La Municipalidad Metropolitana de Lima planea retirar del servicio y destruir unos 3.000 vehículos de transporte público hasta el año 2016, con la aplicación de llamado "bono del chatarreo", informaron hoy fuentes municipales.

El programa, que comenzó en 2011, fue retomado este lunes con la destrucción de unos 60 vehículos de transporte público con más de 20 años de antigüedad, realizada por la empresa municipal Protransporte.

Según la información oficial, los propietarios de los ómnibuses, microbuses y combis que hoy fueron convertidas en chatarra accedieron de manera voluntaria a dejar de circular por las rutas comprendidas en el área de influencia del sistema de transporte de El Metropolitano y en la Línea 1 del Metro de Lima.

El llamado "bono del chatarreo" otorga 7.000 soles (unos US$2.300) como parte de un "Programa para la renovación del parque automotor" y con el objetivo de financiar la cuota inicial de un vehículo nuevo y cubrir el costo de conversión del vehículo al sistema de gas natural.

El portavoz de Protransporte, Marino Farías, declaró a la emisora RPP Noticias que este programa se ha implementado como parte del proceso que busca reordenar y renovar el parque automotor del transporte público en Lima.

Farías precisó que entre 2015 y 2016 la meta es retirar del parque automotor y destruir unos 3.000 vehículos con más de 20 años de antigüedad.

Las operaciones de este tipo comenzaron hoy en la planta ubicada en el distrito de Lurigancho-Chosica, en el este de Lima.