Lima. La ciudad de Lima requiere cuatro millones de metros cuadrados para oficinas y la mayoría de la demanda estaría concentrada en distritos como San Isidro, Miraflores, San Borja y La Molina, así lo aseguró el vocero del Comité General de Obras de Edificación de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), Humberto Martínez.

Afirmó que en la actualidad muchas personas adaptan departamentos y viviendas para cumplir la función de una oficina, lo que trae problemas a corto y largo plazo.

"Para muchos les resulta más fácil comprar departamentos y usarlos como oficinas pero todo se complica cuando se dan cuenta que los edificios de viviendas no están diseñados para albergar empresas por su infraestructura y por aspectos más técnicos como las instalaciones eléctricas".

Durante una entrevista realizada en el programa Económika del canal online de Andina, el especialista explicó que estas prácticas se dan generalmente en distritos como Pueblo Libre, Los Olivos o en el mismo Centro de Lima.

Además, Martínez agregó que para satisfacer la demanda actual de espacios se necesitaría destinar alrededor de 180 mil dólares en espacios de oficinas con ambientes que pueden variar entre los 20 y 100 metros cuadrados.

En ese sentido, la mayoría de estas infraestructuras estarían ubicadas en los distritos alrededor de la zona empresarial con el fin de implementar oficinas premium, como es el caso de San Isidro, Miraflores, San Borja, Surco y La Molina.