Lima. En los feriados de Semana Santa los limeños que aprovecharán estos días libres tendrán un gasto promedio individual de 436 soles (US$139), mientras que las personas que radican en provincias uno menor de 373 soles (US$119), afirmó el director de planeamiento de Tribal 121, Benjamín Edwards.

En el caso del ciudadano limeño, que busca descanso en las playas de Cerro Azul, Asia y León Dormido, así como irse a lugares mas lejanos como Trujillo, Lunahuaná, Ica y Cajamarca, el gasto promedio individual puede ser de 436 soles (US$139), que los utiliza para su transporte, alojamiento, comida y entretenimiento.

De este grupo, el 69% prefiere trasladarse en ómnibus interprovincial, mientras que sólo el 20% prefiere el auto particular, dijo en entrevista a a la agencia Andina.

Habitantes de provincias. Edwards añadió que los habitantes de provincias generan un gasto promedio de 373 soles (US$119) por los días feriados de Semana Santa, utilizándolos para transporte, diversión y disfrutar de la gastronomía.

Este grupo, en tanto, tiene como principal destino la ciudad de Lima (15%), seguido por las playas de Lima (14%), así como las ciudades de Mollendo, Chiclayo, Puno, Ilo, Arequipa y Camaná (cinco por ciento cada una).

Sobre la forma de traslado de las personas que radican en provincias, estos prefieren el ómnibus interprovincial (84%), mientras que el restante 16 por ciento prefiere un auto particular.

“En estas fiestas la gente quiere cambiar de aires y a lo mejor va a gastar un poco más, pero va a optimizar lo mayor posible”, explicó.

¿Qué peso tiene? En otro momento, sostuvo que las fiestas de Semana Santa constituyen aproximadamente el diez por ciento del año turístico interno en nuestro país, siendo la principal fecha del año las Fiestas Patrias de 28 de julio (15%).

Les siguen en importancia el mes de febrero con las fiestas de Carnavales en diferentes regiones del país (diez por ciento) y finalmente el mes de octubre, en el que hay un feriado largo que es el Día de la Canción Criolla (ocho por ciento) y cuando muchos colegios realizan sus viajes de promoción.

“Los demás viajes registrados a lo largo del año son los que se deben a un tema laboral o por visita a un familiar y están en una casa y no en un hotel”, señaló.