Dublín. La solicitud de ocho pares de slots (horarios de aterrizaje y despegue) que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) pidió a Aeroméxico para aprobar su alianza con Delta Airlines limitará los beneficios de esta transacción, aseguró Andrés Conesa, director general de Grupo Aeroméxico.

“Entregar esos slots disminuye los beneficios de la alianza. Sigue habiendo beneficios para todos, pero quizá menos. Es un caso cerrado y no vamos a pelear pero creemos que no era necesario haberlos dado”.

Dijo que los horarios que la aerolínea cederá en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) serán en espacios saturados. “El aeropuerto opera todo el día saturado y tiene que ser en esa franja horaria”.

El directivo recalcó que no hay antecedentes de solicitud de slots a una empresa en el país para que la autoridad autorice otras alianzas, que incluso van más allá de lo que solicitó Aeroméxico.

Conesa aseguró que la alianza le permitirá a ambas empresas aumentar entre 15 y 20 por ciento la capacidad en el mercado entre Estados Unidos y México, mediante nuevas rutas o aumento de frecuencias.

“Aún falta que la alianza la apruebe el Departamento de Transporte de EU y esperamos que sea a finales del tercer trimestre. Hasta que no se tenga totalmente aprobada la alianza, no se entregan los slots”, expresó.

Según la información previamente dada a conocer por la compañía, la colaboración conjunta de 1.5 mil millones de dólares permitirá ampliar las opciones para los viajeros de ambos países y realizar inversiones en instalaciones aeroportuarias y la experiencia general de conectividad. Además aumentarían sus ventas conjuntas y promociones.

El director de Aeroméxico indicó, con respecto de un eventual triunfo del candidato republicano a la presidencia de EU, Donald Trump, que cualquier medida que cree barreras al intercambio de personas y comercio no ayuda  a México ni a la Unión Americana, por lo que confió en que no suceda.

Sobre la operación de Aeroméxico en Venezuela, el ejecutivo indicó que la aerolínea ve como posibilidad dejar de servir su ruta entre México y Caracas ante la imposibilidad de repatriar sus ingresos. Aunque reconoció que la empresa logró recuperar parte de los fondos que estaban detenidos en ese país a diferencia de otras compañías aéreas a las que se les adeudan tres mil 780 millones de dólares.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), revisó al alza el pronóstico de ganancias para las aerolíneas en 2016 y prevé que obtendrán 39.4 mil millones de dólares, frente a los 36.3 mil millones que había visualizado en diciembre de 2015.

En el marco de la inauguración de la 72 Asamblea General Anual de la IATA, Tony Tyler, presidente del organismo,  también calculó que los ingresos del sector serán de 709 mil millones de dólares y que todas las regiones mejorarán sus resultados. Calculó que la mitad de las ganancias se generarán en Norteamérica, pero las aerolíneas africanas seguirán sufriendo pérdidas.

Tyler dijo que sin duda los precios del petróleo han contribuido a una mejor perspectiva de los resultados para este año, pese al poco margen que dejan las coberturas  petroleras y la fluctuación en el tipo de cambio.

Según el organismo, la previsión para finales de este año está basada en un precio medio de 45 dólares el barril de Brent en 2016, más bajo que los 53.9 dólares por barril que se tuvieron en 2015. Por lo que se espera que el combustible represente 19.7% de los gastos de la industria, por debajo del último máximo del 33.1 por ciento en 2012-2013.

“Las aerolíneas están trabajando duro para mejorar el rendimiento. El factor de ocupación está en récord y las fusiones y otras formas de cooperación están mejorando la eficiencia e incrementando todo un abanico de opciones para el consumidor, que fomentan una competencia robusta. El resultado: los consumidores disponen de una gran oferta y los inversionistas ya ven los beneficios que se merecen”.