Montevideo. Por ley, los expendios de alimentos en escuelas y liceos uruguayos sólo venderán a partir de marzo próximo comida "saludable" apartando de su oferta aquellos que resulten ricos en azúcar y sal, considerados lesivos para la salud.

La normativa autoriza, por ejempo, los jugos con un 100% de fruta, postres elaborados con leche (con un máximo de 12,2 gramos de azúcar cada 100 mililitros), frutas y cereales, publicó este miércoles el diario local "El País".

El texto, votado en 2013, apunta a proteger a "la población infantil y adolescente que asiste a establecimientos escolares y liceales, públicos y privados, a través de la promoción de hábitos alimenticios saludables".

Marlene Sica, directora general de Salud del ministerio del ramo, dijo que se reunieron con la Administración Nacional de Educación Pública y la Cámara de Industrias y "todas las partes" apoyan la implementación de la ley.

"Las cantinas -expendios- no van a poder vender más determinados productos, como refrescos (gaseosas) y snacks, pero obviamente va a haber una transitoriedad para que no se genere un perjuicio económico", aclaró Sica a "El País".

El objetivo -puntualizó- no es "limitar las cosas que se venden, sino establecer cómo y en qué cantidades".

La norma admite los "alimentos procesados envasados que cumplan con los límites establecidos en cuanto al contenido calórico y de nutrientes" y "preparaciones envasadas en el punto de venta".

Con el inicio del año lectivo escolar, en marzo próximo, quedarán prohibidos, además, los saleros y condimentos de los comedores.

Según una encuesta oficial sobre enfermedades crónicas no transmisibles, el 27% de la población adolescente de Uruguay presenta problemas de sobrepeso y obesidad.

En tanto, entre el 9,5 y 10% de los niños de 0 a 2 años sufre algún grado de sobrepeso.