Ginebra. La Justicia del cantón de Ginebra anunció este miércoles la apertura de una investigación por blanqueo de dinero agravado contra la filial suiza del banco HSBC.

La investigación penal involucra igualmente a otras entidades o individuos cuya identidad se mantiene oculta, conforme a los procedimientos que se aplican en Suiza.

En relación a este proceso se llevó a cabo esta mañana el registro de las oficinas de la entidad en Ginebra, precisó el Ministerio Público del cantón.

El registro fue dirigido por el procurador general, Olivier Jornot, y por el primer procurador, Yves Bertossa.

El Ministerio Público precisó que su decisión de abrir el proceso de investigación se basa en un artículo del Código Penal que establece que una empresa puede ser procesada independientemente de que sus empleados sean punibles.

Todo ello en la medida en que se puede reprochar a la empresa el no haber tomado todas las medidas necesarias para impedir que se cometan infracciones.

La Justicia agregó que el procedimiento puede ampliarse a las personas físicas que sean sospechosas de haber efectuado acciones de blanqueo o de haber participado en ellas.

Hace diez días, una red internacional de periódicos sacó a la luz detalles hasta ese entonces desconocidos de la utilización de la filial suiza del banco británico para la apertura o mantenimiento de cuentas utilizadas por ciudadanos de numerosos países para evadir impuestos.