Ciudad de México. En los últimos cuatro años la llegada de turistas internacionales a México creció 50 por ciento, y sólo en 2016, 35 millones de viajeros extranjeros eligieron como destino al país, es decir, 11.6 millones más que los que se recibían en 2012 aseguró Enrique de la Madrid, titular de la Secretaría de Turismo.

En el marco de la presentación del Estudio de la Política Turística de México que realizó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el funcionario también destacó el crecimiento que ha tenido el sector dentro de la economía mexicana al representar 8.7 por ciento del PIB.

Sin embargo, reconoció la necesidad de implementar algunas acciones que la OCDE recomienda para que el país sea más competitivo frente a los nuevos retos globales.

“Para que México sea exitoso en ajustarse a la nueva realidad, los mexicanos tenemos que ser más competitivos, productivos, incluyentes, solidarios y sobre todo más unidos. La única manera de salir de este reto es enfrentándolo en unidad”, dijo.

En tanto, José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, señaló que México debe evolucionar el modelo que hasta ahora le ha funcionado en el sector turístico por lo que será necesario una mayor interacción del Gabinete Turístico, diversificación de los productos turísticos, desarrollo de nuevos destinos y mayor conectividad aérea a escala nacional e internacional, en específico Asia.

También, dijo, que haya más competencia en el sector aéreo y reducción de precio en los vuelos, así como más financiamiento a pymes y promover el turismo incluyente.

“El sector enfrenta una serie de retos estructurales, por ejemplo, el éxito de México se ha basado en el desarrollo de grandes complejos turísticos como Cancún y Los Cabos apoyados por Fonatur. Sin embargo, el modelo empieza a ser vulnerable a los cambios en los patrones de demanda y consideraciones medioambientales”, expresó.

Por su parte, el presidente Enrique Peña Nieto resaltó la importancia de México en materia de turismo al lograr colocarse como el noveno país más visitado a escala global y el segundo en América, sólo detrás de Estados Unidos.

“En los últimos cuatro años hemos crecido de manera importante. Y pasamos de ser el destino 15, al noveno. Y en toda América somos el segundo después de EU y esto proyecta la fortaleza que tenemos y la diversidad que tenemos que ofertarle al mundo y a nosotros mismos como la gran potencia turística que somos”.