Según el Instituto Nacional de Electrificación (INDE), el embalse de la hidroeléctrica más grande del país pasó de 782,07 metros sobre el nivel del mar (msnm), registrado el 1 de junio último, a 792,45 msnm el viernes 6 de junio.

Las proyecciones del INDE referían que para estas fechas el embalse estaría en 773 msnm. Marco Junio Martínez, gerente de generación de ese instituto, refirió que las proyecciones se hicieron con base en un invierno con poca lluvia; sin embargo, agregó que las proyecciones se revisan durante el año.

Récord en demanda

En mayo recién pasado se registró una demanda máxima histórica de energía en el país, explicó Luis Herrera, gerente del Administrador del Mercado Mayorista.

En ese mes se demandaron 795,93 gigavatios hora (de energía); la anterior a esta se había registrado en marzo con 794,29 gigavatios.

En el 2013 la mayor demanda también se reportó en mayo, mientras que en el 2012 se registró ese comportamiento tanto en mayo como en octubre.

Según los datos del AMM, el consumo local de energía en el 2013 (incluyendo los consumos propios reportados de las unidades centrales generadoras y equipos de transporte de energía eléctrica), llegó a ocho mil 634,89 gigavatios hora, que significa un crecimiento del 2,68% respecto del 2012. La exportación de energía al Mercado Eléctrico Regional fue de 572,92 gigavatios.

“Hubo lluvia que no estaba prevista dentro de lo normal”, ya que para esta época se calculaba un caudal de entrada de 90 metros cúbicos por segundo, pero hasta el viernes se reportaba en 155.

Comentó que en 14 horas del viernes el nivel del embalse aumentó otros 85 centímetros. Martínez refirió que en un invierno normal y en época similar, el embalse alcanza unos 790 msnm.

Chixoy posee un embalse de regulación anual que le permite programar su generación durante el año para tener reserva de agua para la época de verano, pero ahora con lluvia ya puede mejorar su generación.

Luis Herrera, gerente del Administrador del Mercado Mayorista (AMM), comentó que Chixoy está generando cerca de seis gigavatios (energía), que es una de las producciones más altas, refirió.

En tanto el de Jurúm Marinalá, que usa como embalse el Lago de Amatitlán, se registraba en mil 187,79 msnm y subió a mil 188,27 msnm, agregó el INDE.

Aparte de las plantas en mención también Hidro Xacbal, Renace, Palo Viejo y Aguacapa reciben caudales que se consideran altos para esta época del año, indicó Herrera.
Este comportamiento se refleja en el cambio de la generación por tipo de recurso para cubrir la demanda de electricidad.

La Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) reporta en su informe diario de mercado que las hidroeléctricas cubrieron el 31 de mayo el 58,9% de la generación nacional; al 4 de junio pasaron a cubrir el 64,3%, por lo que a estas fechas bajó la cobertura con carbón y búnker.

El mayor aporte de las hidroeléctricas empezará a tener impacto en las tarifas a los usuarios dentro en el próximo ajuste trimestral que debe empezar a regir el 1 de agosto, aunque dependerá si la CNEE decide trasladar ese efecto, tomando en cuenta la política de estabilización de tarifas que maneja el gobierno.