Caracas. Constantes lluvias y tormentas eléctricas afectaron refinerías y mejoradores de crudo en Venezuela y la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) aseguró este lunes que intenta recuperar la operatividad de las instalaciones.

PDVSA confirmó que el Centro Refinador Paraguaná (CRP) estaba parcialmente detenido, como informó a Reuters más temprano una fuente de la instalación que pidió el anonimato, mientras los cuatro mejoradores de la Faja Petrolífera del Orinoco trabajan al 76 por ciento de su capacidad.

Sin embargo, la estatal aseguró en un comunicado que garantizaba el suministro nacional e internacional.

El CRP, conformado por las refinerías Amuay y Cardón es uno de los más grandes del mundo con capacidad de 955.000 bpd, y está ubicado en el occidental estado Falcón, que el Gobierno declaró en emergencia la tarde del lunes ante las incesantes lluvias.

"A las 08:10 de la mañana de hoy, una falla en la Subestación Eléctrica T-31 dejó sin servicios industriales a la refinería Cardón, ocasionando su paralización total", puntualizó el comunicado.

Una tormenta eléctrica afectó a Cardón, con capacidad para procesar 310.000 barriles por día (bpd), que podría reiniciar completamente su operación en 7 a 10 días, según PDVSA. Por su parte, su vecina Amuay, con capacidad de 645.000 bpd también sufrió daño y cuatro de sus unidades se mantenían paralizadas.

"Se estima que en horas de la tarde de este lunes se reactiven los servicios industriales (vapor, aire, agua y electricidad), lo cual marca el inicio de las operaciones y en un lapso de siete a 10 días la refinería Cardón deberá estar en pleno funcionamiento", dijo más tarde PDVSA en un comunicado.

PDVSA precisó que las lluvias no ocasionaron daños humanos ni ambientales en sus instalaciones.

Procesamiento demorado.El mal tiempo de días recientes y problemas operativos afectaron también la Faja Petrolífera del Orinoco.

Una fuente de PDVSA dijo a Reuters que se reinició el mejorador de crudo Petropiar, donde tiene participación la norteamericana Chevron, tras días fuera de servicio por lluvias y demoras en el despacho de buques.

Los cuatro mejoradores de la Faja del Orinoco, que procesan hasta 620.000 bpd de crudo extrapesado, trabajan actualmente al 76 por ciento de su capacidad tras paradas en días recientes.

Petropiar, de 180.000 barriles por día (bpd), reinició operaciones el fin de semana tras permanecer completamente detenido por días, dijo la fuente.

La instalación, estuvo afectada por problemas logísticos y de infraestructura que demoraron los despachos de crudo, y por las incesantes lluvias .

"Ya Petropiar está levantando carga. Ahora estamos en 160.000 barriles por día y mañana normalizaremos completamente. Petromonagas está normalizado y Petroanzoátegui, aún en reparación de caldera", agregó.

Los mejoradores han sufrido frecuentes paradas programadas y fortuitas en los últimos meses, tanto por problemas mecánicos como por trabas en el despacho y almacenamiento, lo que ha afectado las exportaciones del país miembro de la OPEP.

Demoras en la carga de buques en el muelle Sur de Jose, en el oriental estado Anzoátegui, junto a las torrenciales lluvias provocaron la acumulación de inventarios de crudo desde hace dos semanas, obligando a ralentizar y detener dos de los tres mejoradores que despachan por esa instalación.

La semana pasada reinició Petromonagas, de 120.000 barriles por día (bpd) de capacidad y en el que participa la británica BP luego de que parte de sus inventarios lograran ser desalojados por el muelle Sur de Jose, según informaron a Reuters operadores navieros.

Aún sigue detenido Petroanzoátegui, de 130.000 bpd. Fallas mecánicas recurrentes en los últimos meses han forzando paradas intermitentes del mejorador operado en solitario por PDVSA.

"Estimamos que el lunes 6 de diciembre estará normalizando nuestras actividades y así tener todas nuestras plantas arriba, si el clima lo permite", aseguró la fuente.