Buenos Aires. Las lluvias registradas en la última semana en Argentina impulsaron la siembra de la soja del ciclo 2010/11, aunque algunas zonas necesitan más precipitaciones para avanzar con la atrasada implantación, dijo este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La siembra de soja se vio demorada en varias regiones productoras de Argentina, tercer exportador mundial de la oleaginosa y el principal proveedor de su aceite y harina derivados, debido a las limitadas lluvias reportadas en el último mes por el fenómeno climático La Niña.

"Algunas lluvias aliviaron parcialmente el déficit hídrico, posibilitando completar siembras de primera ocupación en zonas eminentemente sojeras", dijo la Bolsa de Cereales en su informe semanal de cultivos.

Sin embargo, el centro-sur de Santa Fe "aún requiere mayores aportes de agua para completar algunos plantíos de primera y todos los de segunda luego de cosechado el trigo", agregó la entidad.

La provincia de Santa Fe es la tercera productora de la oleaginosa del país.

Hasta el jueves, los chacareros habían implantado el 57,2 por ciento de los 18,7 millones de hectáreas previstos para la soja 2010/11, un avance intersemanal de 10 puntos porcentuales, pero 8,3 puntos detrás de similar fecha de la temporada pasada.

"Durante diciembre, 'La Niña' se encontrará en pleno desarrollo, afectando al régimen hídrico, que se apartará de sus valores normales (por debajo de su nivel habitual), asumiendo una distribución moderadamente perturbada", dijo la Bolsa de Cereales.

El Ministerio de Agricultura argentino y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimaron la producción de soja 2010/11 del país austral en 52 millones de toneladas.

Maiz, trigo y girasol.Las lluvias de la última semana también favorecieron la siembra y el desarrollo de los lotes de maíz de uso comercial 2010/11 de Argentina, cuya área sería de 3,15 millones de hectáreas, dijo la Bolsa de Cereales.

No obstante, de no registrarse un incremento en el bajo nivel de precipitaciones, los rendimientos de las plantas serían inferiores a los "muy buenos" registrados en la temporada 2009/10.

Hasta el jueves, los chacareros argentinos habían implantado el 81 por ciento de la superficie prevista para el maíz 2010/11, un avance intersemanal de 8 puntos porcentuales y 4,2 puntos por delante de la campaña previa.

El Gobierno calculó la producción de maíz 2010/11 en un récord de 26 millones de toneladas.

Con respecto al trigo 2010/11, la Bolsa dijo que en la última semana la recolección del cereal avanzó a paso firme en Argentina, donde la cosecha sería de 12,7 millones de toneladas.

Argentina es uno de los principales exportadores mundiales de trigo y, por lo general, el cultivo presenta buenas condiciones.

"De no surgir inconvenientes en los últimos tramos del ciclo del cereal en el sur triguero es probable que el tamaño de la cosecha supere el valor estimado actual", señaló la entidad.

Hasta el jueves, los productores habían recolectado el 21,1 por ciento de los 4,32 millones de hectáreas implantados con el cereal, un avance intersemanal de 3,9 puntos porcentuales y 6,1 puntos por delante del ciclo 2009/10.

El Gobierno estimó la producción de trigo en 12,5 millones de toneladas.

Por otro lado, la Bolsa de Buenos Aires dijo que en Argentina ya se había implantado el 92,2 por ciento de los 1,73 millones de hectáreas previstos para el girasol 2010/11, un avance intersemanal de 13,7 puntos porcentuales.