Las lluvias que regaron en forma abundante la mayor parte de las zonas productivas de Paraguay son una verdadera bonanza para la primera etapa de la campaña agrícola 2012/13, porque benefician el desarrollo de los cultivos de soja, maíz, mandioca, algodón, sésamo, pastura ganadera y otros, según señaló desde Itapúa, el vicepresidente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP), Gerónimo Sánchez.

“Con las últimas lluvias, los productores agrícolas quedamos muy aliviados, porque ya existía temor por la soja recién plantada, con esto se normaliza el desarrollo de los cultivos”, dijo Gerónimo Sánchez, de la CAP.

Sin embargo, el asesor de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), Luis Cubilla, dijo que todavía es temprano para hablar de una campaña récord. “Todo se desarrolla dentro de lo normal. Preferimos no hablar de campañas récords, porque nada es seguro con el clima. Admitió empero que están entusiasmados”, detalló.

Por otra parte, según las previsiones de la consultora especializada en granos, World Oild, la cosecha de Paraguay para inicios del 2013 ascendería a 8,6 millones de toneladas.

Siembra en Caaguazú. A su vez, el presidente de la Asociación Japonesa de Yguazú, Ichiro Fukui, informó que el 80% del territorio destinado a la soja en el departamento de Caaguazú ya fue plantado.

“Todo está espectacular, no hay ninguna resiembra. Solamente tuvimos algún problema con bolsas de semillas que tuvieron bajo poder de germinación, pero que fueron reemplazadas por la empresa proveedora que se responsabilizó”, comentó.

Agregó que el departamento de Alto Paraná es el más adelantado en cuanto a la siembra de soja, prácticamente ya llegó al 100%, mientras que en San Pedro y en Itapúa alcanzaron recién el 50%, según reportes de la CAP.

Blanca Ezquivel, de la misma organización, de Pirapó, dijo que “la gente está aprovechando el clima, sobran todavía las parcelas en las que recién se cosechó el trigo. En esta etapa, de lo único que tenemos miedo es del granizo, porque les perjudica a las plantitas que están creciendo”.

En Misiones, la siembra llega al 70% del área prevista y cada vez más productores apuestan a aplicación de tecnología en sus cultivos, observó Jair Schneider, de San Ignacio.