Ciudad de México. El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, defendió este viernes una polémica consulta pública que se realiza sobre el futuro de la construcción en marcha del nuevo aeropuerto capitalino, en medio de fuertes críticas sobre la validez del plebiscito, que terminará este domingo.

Desde este jueves, cuando empezó la votación en la que pueden sufragar todos los mexicanos mayores de edad en todo el país, muchos criticaron el proceso de votación, que no está organizado por el árbitro electoral, y el conteo de votos.

Además, varios medios de comunicación reportaron casos de personas que pudieron votar más de una vez y que hubo fallas en la aplicación usada para registrar el documento de identidad para sufragar.

"Nosotros no somos corruptos, nunca hemos hecho un fraude electoral, tenemos autoridad moral", dijo López Obrador en un video compartido en sus redes sociales este viernes.

López Obrador invitó a seguir participando en la consulta y dijo que este jueves votaron 250.000 mexicanos aún cuando el boletín de su equipo aseguró que sufragaron 184.154.

"Puede haber errores porque no se están gastando miles de millones de pesos (pero) es un proceso democrático, limpio, creíble, nadie va a alterar el resultado de la consulta, nosotros garantizamos eso", agregó.

López Obrador ha criticado el multimillonario proyecto del nuevo aeropuerto al que considera costoso y plagado de corrupción por lo que ha propuesto cancelarlo, construir dos pistas en una base aérea colindante a Ciudad de México y conservar y reacondicionar la saturada terminal capitalina y el aeropuerto internacional de Toluca.

La otra opción a elegir en la consulta es continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM), valuado en unos US$13.300 millones, que se levanta desde 2015 y en el que participa un grupo de empresarios, entre ellos, el magnate Carlos Slim.

La industria aeronáutica, cámaras empresariales y organismos privados apoyan el NAICM al igual que analistas financieros, quienes aseguran que la cancelación del proyecto, el mayor del gobierno del presidente saliente Enrique Peña Nieto, enviaría una mala señal a la inversión privada local y extranjera.

En el video, López Obrador invitó a seguir participando en la consulta y dijo que este jueves votaron 250.000 mexicanos aún cuando el boletín de su equipo aseguró que sufragaron 184.154.

"Este ejercicio da legalidad a una nueva forma de tomar decisiones sin cumplir con la ley, sólo cubiertos en el manto del apoyo del pueblo sabio", escribió la periodista Georgina Morett en su columna del diario El Financiero, donde aseguró que votó dos veces en la consulta sin ningún problema.