Indra, la empresa multinacional de tecnología, ha quedado ubicada en el tope del ránking de empresas sostenibles a nivel mundial del índice Dow Jones, en el subsector de servicios de TI e internet, por tercera vez en cinco años (2007-2008).

La calificación de este ránking se basa en la suma de criterios económicos, medioambientales y sociales, lo que dejó a esta empresa con la mejor puntuación global y situada delante de compañías como las estadounidenses IBM y Teredata, o las indias Tata y Wipro.

La gestión de riesgos y crisis, la protección de la privacidad, la seguridad TI o la gestión de la relación con los clientes son las áreas en las que la compañía alcanzó la mejor puntuación, así como en lo que se refiere a los informes medioambientales y sociales.

En entrevista con AméricaEconomía.com, Hans Nieto, gerente de comunicaciones y responsabilidad corporativa de Indra para América Latina, reveló algunas de las estrategias que les han permitido alcanzar este reconocimiento y obtener en 2009, sólo en América Latina, ventas por US$380 millones.

-¿Qué factores potenció la compañía en el último año, para estar en el tope del ránking de sostenibilidad del Dow Jones?

-Nuestro enfoque de la sostenibilidad forma parte de la visión que tenemos de la responsabilidad corporativa. Esta visión nos ha llevado a definirnos como una empresa innovadora y del conocimiento en las relaciones con nuestros públicos internos y externos (accionistas, empleados, clientes, etc.), así como con las instituciones que lo cultivan y desarrollan, y las comunidades en las que actuamos. Esta visión de sostenibilidad fue plasmada en nuestro Plan Director de Responsabilidad Corporativa, el que año a año es revisado para identificar aquellas iniciativas que debemos mejorar en nuestra sostenibilidad como compañía. Es decir, el objetivo de la compañía es mejorar nuestra sostenibilidad.

El hecho de disponer de una oferta específica en áreas de elevado significado social y ambiental, nos dota de una capacidad especial de contribuir al desarrollo sostenible. Estas soluciones y servicios son, por ejemplo, nuestras soluciones y servicios en gestión ambiental, nuestra oferta de servicios públicos, seguridad, procesos electorales, accesibilidad y servicios de sostenibilidad.

En cualquier caso, durante el 2009 tuvo una especial relevancia dentro de las iniciativas de responsabilidad corporativa de Indra, la actualización del código ético y de conducta profesional de la compañía que, en términos de Dow Jones, se tradujo en una mejora dentro de las áreas económica y social de la evaluación. Asimismo, los esfuerzos que se realizaron para mejorar la calidad del reporte sobre emisiones de gases invernadero, y particularmente, los denominados scope 2 (emisiones indirectas derivadas del consumo energético) y scope 3 (emisiones indirectas de la cadena de valor), fueron relevantes para alcanzar la posición que hoy tenemos.

-¿Qué estrategia se ha desarrollado en Latinoamérica para aplicar la política de sostenibilidad de la empresa?

-La estrategia en Latinoamérica se concentra en extender las principales iniciativas corporativas y complementarlas con acciones adaptadas a las comunidades locales donde operamos.

Una de las referencias de éxito en la extensión de las políticas corporativas en Latinoamérica, adaptadas localmente, ha sido el caso de nuestra apuesta por la innovación. Indra considera que el uso de la tecnología es el factor diferenciador para el crecimiento. Por lo tanto, además de incorporar alta innovación en los ciclos de desarrollo de nuestros productos y servicios, manteniendo centros de excelencia y avanzados software labs en toda Latinoamérica, también nos hemos definido como agentes minimizadores de la brecha digital.

En este sentido, hemos resuelto trabajar en el desarrollo de tecnología para colectivos desfavorecidos, y en particular para personas con algún tipo de discapacidad. De esta manera, hemos desarrollado lo que denominamos “Cátedras de Tecnologías Accesibles”, un conjunto de soluciones desarrolladas junto con otras instituciones del conocimiento (fundaciones y universidades) para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad. Una de estas soluciones es HeadMouse, un ratón virtual que, mediante una webcam -de bajo costo- conectada al computador, permite a personas con movilidad reducida, mover el cursor través de simples movimientos de la cabeza. Este software es gratuito y puede descargarse fácilmente desde internet.

Como contribución concreta a la región, hemos suscrito acuerdos con instituciones que trabajan en la rehabilitación de personas discapacitadas en la mayoría de los países de Latinoamérica, lo que nos ha permitido acercarles la tecnología, y con ello ayudarles en su inclusión laboral, educacional y de entretenimiento.

Una reciente y muy buena noticia es que hace sólo algunas semanas hemos lanzado la primera Cátedra de Tecnologías Accesibles en Latinoamérica. Esta cátedra se dedicará a investigar y desarrollar tecnologías inclusivas para la realidad local de personas discapacitadas en la región, y además será desarrollada por latinoamericanos. La iniciativa será llevada adelante en Córdoba, Argentina, en acuerdo con la UNC (Universidad Nacional de Córdoba).

-¿Qué beneficios económicos trae para la empresa este reconocimiento? ¿Qué beneficios trae para los trabajadores el que tengan este reconocimiento?

-El hecho de ser una empresa reconocida como sostenible tiene beneficios muy claros que inciden en la competitividad presente y futura de la compañía. Por ejemplo, cada vez más, Indra está participando en licitaciones y proyectos en los que se exige a los proveedores tener una aproximación a la sostenibilidad en sus modelos de negocio, especialmente en países anglosajones y particularmente en los sectores relacionados con la administración pública.

Los beneficios directos para nuestros profesionales van por el lado de las iniciativas que promovemos en los ámbitos de desarrollo del talento, igualdad, conciliación vida familiar/profesional, etc.

-Uno de los puntos que resalta este ránking es el ámbito de la innovación. ¿Qué acciones concretas se han llevado a cabo en este año y cuáles se integrarán en 2011?

-Desde 2008, Indra es la primera compañía de su sector en Europa por inversión en I+D, según el ránking elaborado por la Comisión Europea, lo que refrenda la apuesta histórica de Indra por la innovación. Para los próximos años, Indra pretende continuar con su apuesta por la innovación, que se traduce en una inversión en I+D que supone más del 7% sobre su volumen de ventas.

Nuestro compromiso con la innovación implica de modo prioritario una fuerte inversión en talento, en apoyar su desarrollo y en retenerlo, por ello ya hemos alcanzado más de 30 mil profesionales a nivel mundial. Asimismo, la innovación en Indra se traduce en resultados concretos: una red global de 20 laboratorios de desarrollo de software en nueve países; casi 6,5 millones de horas de labor investigativa al año y el levantamiento de 38 centros de excelencia, donde se trabaja fuertemente en crear innovación, especialización y servicios en áreas específicas del negocio.

En Latinoamérica, desde hace algunos años hemos puesto en funcionamiento los llamados Centros de Desarrollo Tecnológico con el objetivo de potenciar la descentralización del desarrollo de nuestras soluciones y servicios a través de metodologías avanzadas de producción de software. Esta red de centros son un motor de desarrollo local, ya que la riqueza del conocimiento se genera y queda en la zona. La red de centros de dDesarrollo cuenta en la actualidad con centros en Brasil, México, Argentina, Colombia y Panamá.

-¿Cuál es la participación que la empresa tiene en América Latina? ¿Cuánto espera seguir creciendo?

-Contamos con más de 6.500 profesionales en la región, ocho software labs y seis centros de excelencia, que actúan como avanzados laboratorios de I+D.

En 2009, alcanzamos ventas en Latinoamérica por más de US$380 millones, cifra que representa el 11% de las ventas totales de la compañía. De acuerdo a analistas del sector, Indra se ubica en la región entre las empresas más importantes -por volumen de facturación- en la provisión de servicios de TI.

Indra posee en Latinoamérica una sólida oferta de soluciones propias y de terceros para dar respuesta a las necesidades los sectores de servicios financieros, utilities y energía, seguridad y defensa, transporte y tráfico, AAPP y sanidad, industria y consumo, y telecomunicaciones; y una posición de liderazgo en servicios de outsourcing, gestión de aplicaciones (AM) y externalización de procesos (BPO).

Indra es una empresa con vocación de liderazgo global y estamos convencidos que el contexto actual de Latinoamérica nos presenta numerosas oportunidades para ampliar nuestro alcance.