México D.F. El magnate mexicano, Carlos Slim, y el empresario de medios, Emilio Azcárraga, buscan vender sus respectivas participaciones accionarias en la aerolínea de bajo costo local Volaris, dijeron este jueves medios locales.

 Slim, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, y Azcárraga, presidente del gigante Televisa, poseen cada uno 25% de esa firma.

 La aerolínea inició sus vuelos en marzo de 2006 en medio de un auge de aerolíneas de bajo costo en México. Actualmente, la operadora atiende 15% del mercado mexicano.

 El empresario Miguel Alemán, propietario de la aerolínea rival de bajo costo Interjet, había ofrecido pagar US$350 millones por el 100% de Volaris, dijo el columnista Alberto Aguilar del diario El Universal.

 Pero los otros dos socios de Volaris, la aerolínea salvadoreña Taca y el fondo de inversión Discovery Americas I rechazaron la oferta y ahora buscan controlar la compañía, algo complicado por los límites de inversión extranjera que hay en México, según el columnista Dario Celis del diario Excélsior.

 Celis dijo que las razones de los empresarios mexicanos para vender sus intereses en Volaris eran que su relación no es buena y que la aviación no es su objetivo de negocio.

 Slim controla un grupo de empresas liderado por la gigante de telefonía fija Telmex y la de telefonía celular América Móvil.

 Azcárraga comanda al grupo de medios Televisa, que incursionó recientemente en telefonía con su empresa de TV por cable y cerró alianzas con rivales de Telmex en busca de ganarle terreno a la firma de Slim.

 Representantes de Slim, Azcárraga e Interjet no estuvieron inmediatamente disponibles para hacer comentarios sobre las versiones de prensa.

 Las aerolíneas mexicanas viven tiempos difíciles desde 2008 ante los elevados precios del combustible, la recesión económica y más recientemente, el brote de influenza H1N1 en el país a finales de abril del 2009.