Washington.- El líder de una coalición de automotores japonesas, alemanas y surcoreanas advirtió este viernes que las represalias arancelarias de Pekín contra los coches estadounidenses golpearían a las exportaciones de vehículos originados en el país a China y pondrían en riesgo empleos en la mayor economía mundial.

“Los gravámenes recíprocos, sin negociaciones significativas, están dañando a la industria automotriz estadounidense”, dijo en un comunicado John Bozzella, jefe del grupo “Here for America”, que incluye a Volkswagen AG (VOWG_p.DE), Daimler AG (DAIGn.DE) y BMW AG (BMWG.DE).

“Cuando estos aranceles fueron impuestos inicialmente por China en 2017, las exportaciones estadounidenses de vehículos terminados cayeron un 50%. No podemos permitir que eso pase nuevamente a los trabajadores estadounidenses”, agregó Bozzella, quien también lidera la Asociación de Automotrices Globales.

Ese grupo representa a Toyota Motor Corp (7203.T), Hyundai Motor (005380.KS), Nissan Motor Co (7201.T) y otras marcas de propiedad extranjera que producen vehículos en Estados Unidos.

China importó 190.118 vehículos hechos en Estados Unidos en 2018, una baja de un 35% respecto al año previo según datos de Sinomach Auto, el mayor importador de coches del país.

China importó 190.118 vehículos hechos en Estados Unidos en 2018, una baja de un 35% respecto al año previo según datos de Sinomach Auto, el mayor importador de coches del país, citando las tensiones comerciales y ajustes arancelarios.

Ford Motor Co (F.N), un exportador neto de coches a China, dijo el viernes en un comunicado que alentó a Washington y Pekín “a encontrar una solución en el corto plazo sobre los temas pendientes a través de negociaciones continuas. Es esencial para esas dos importantes economías trabajar juntas para promover un comercio equilibrado y justo”.