Pese a que la gran mayoría de los consumidores no tienen la percepción de que sean el comercio más barato, las grandes cadenas de supermercados siguen siendo los canales comerciales más baratos en Argentina.

De acuerdo a estudios de la consultora Nielsen Company y la consultora Tomadato, las grandes cadenas de supermercados ofrecen precios entre 3% y 10% más bajos que las tiendas de barrios y locales de autoservicios de origen chino que se han ido multiplicando en Argentina.

Si bien históricamente la brecha de precios de productos entre supermercados y el pequeño comercio se mantuvo en más de 15%, y ahora llega al 10% como máximo, de acuerdo a Nielsen, la consultora estableció que, tomando como base 100 el promedio del mercado, los precios en los supermercados se ubican en 95 puntos, contra los 105,5 puntos del canal tradicional (almacenes, negocios barriales) y los 100,7 de los pequeños autoservicios, de propiedad china básicamente, de acuerdo a La Nación

La tendencia es explicada gracias al mayor poder de negociación de los grandes supermercados y las eficiencias operativas con que operan este tipo de empresas, lo que Nielsen destaca que sucede en la mayoría de los mercados internacionales.