"Después de varios años de poca venta, el parque automotor se ve en la necesidad de renovarse”, explicó a Observa Jorge West, presidente de la Asociación de Concesionarios de Marcas y Automotores (Ascoma).

De esta manera explica una de las razones para que 2010 vaya camino a convertirse en un año récord en la venta de vehículos cero kilómetro.

La penetración de los vehículos chinos ha sido importante, pero las marcas más vendidas siguen siendo las llamadas "de frontera", especialmente Chevrolet, que ocupa el 30% de la plaza.

“La reactivación impuso que los autos 0KM se compren al contado”, informó este lunes el diario El Observador y el presente año está cerca de la cifra récord en venta de autos registrada en 1998 con 36.711 unidades.

Según West, no se esperaba que se registraran volúmenes tan importantes, pero sí que el mercado empezara a renovar la flota.

La penetración de los vehículos chinos ha sido importante, pero las marcas más vendidas siguen siendo las llamadas de frontera, especialmente Chevrolet, que ocupa el 30% de la plaza.

Pero el incremento fundamental se ha dado, según explicó el presidente de Ascoma, en los coches utilitarios y en los de baja cilindrada, que son los vehículos que están en el rango de los US$ 10 mil.

“En materia de precios, las mayores ventas están en la franja de entre US$ 10 mil y US$ 20 mil, pero los autos Premium han acompañado de buena manera”, dijo West a Observa.

Año récord en ventas. De acuerdo con lo publicado por El Observador, la cifra de este año oscilará en las 37 mil unidades, lo que ya alcanzaría para superar el récord de venta de 1998.

La diferencia con aquel momento es que actualmente la modalidad de pago es, básicamente, contado y contrasta en ese sentido con el predominio del crédito bancario de 1998.

“En 2010 los bancos están empezando a dar créditos, lo que va a acelerar la venta en los últimos meses del año que, además, siempre son los más activos. Setiembre va a cerrar en 29 mil unidades, pero estimamos que a fin de año se esté cerca de las 38 mil”, dijo West a Observa.

El empresario también sostuvo que el precio del dólar ha ayudado a incrementar las ventas pese a la suba de los precios. “Una cosa ha compensado la otra”, indicó.

En cuanto a los automóviles usados, West explicó que los “seminuevos” (léase de tres o cuatro años atrás) están en muy buen nivel de precios debido, en parte, a algunas dificultades en la entrega de las unidades nuevas.

La otra gama, la de los autos que tienen entre cuatro y 10 años de antigüedad, se maneja en un mercado que siempre se mantiene estable.