Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia son los destinos más concurridos por los visitantes que viajan por negocios. El promedio de gastos de estos turistas durante su estancia en el país es de 102 dólares por día, lo que representa casi el doble de los US$68,55 que gastan los turistas que viajan por placer.

De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación Brasileña de Agencias de Viajes Corporativos (ABRACORP), el segmento de viajes de negocios creció un 14,5% durante 2014. Dicho aumento es una buena noticia para Brasil, ya que el turismo de negocios favorece al mercado hotelero y el comercio, además de atraer inversiones al país.

Los datos recogidos por ABRACORP demuestran que se emitieron 13,1 millones de tickets aéreos para viajes nacionales e internacionales. Con ello, el sector aéreo nacional generó en 2014 más de US$2.296 millones (6.500 millones BRL), lo que representa un incremento del 22% si se compara con 2013. El valor promedio de los pasajes fue de US$200 (571 BRL).

Por otro lado, las ciudades de Sao Paulo y Río de Janeiro representan casi la mitad (49%) de la preferencia de los viajeros de negocios, seguidas de Brasilia (10%), Belo Horizonte (8%), Salvador (7%), Porto Alegre (6%), Curitiba (5%), Recife (5%), Campinas (4%) y Fortaleza (3%). Dicho estudio también señala que el segmento de arriendo de automóviles ha registrado un crecimiento del 3,2% diario.

Asimismo, los datos provistos por el Ministerio de Turismo señalan que, de los extranjeros que visitan Brasil, el 25% lo hace por negocios. Los congresos y convenciones realizados en este país han registrado un aumento del 408% en 10 años.

De acuerdo con datos de la International Congress and Convention Association (ICCA), entre 2003 y 2013, el total de eventos aumentó de 62 a 315. En el mismo periodo, el número de ciudades que albergaron este tipo de evento se elevó un 145%, subiendo del lugar 22 a 54. Según el ranking más reciente, Brasil se encuentra entre los 10 países que recibe más congresos y convenciones de negocios.