París. El grupo francés de lujo Louis Vuitton Moett Hennessy (LVMH) dijo que su emblemática marca Louis Vuitton no sufrió una desaceleración importante en el crecimiento de ventas comparables en el tercer trimestre contra los tres meses anteriores.

El grupo con sede en París calmó las preocupaciones de los inversores respecto a que el crecimiento de la marca estaba perdiendo fuerza, especialmente en Asia, tras años de una gran expansión, haciendo que sus acciones subieran un 3,6% para cerrar en 128,25 euros.

"No hay ninguna gran desaceleración en el tercer trimestre comparada con el segundo trimestre", dijo el presidente de finanzas de LVMH Jean-Jacques Guiony en una conferencia telefónica con analistas este martes, un día después de reportar las ventas del tercer trimestre.

"Nuestros números para Louis Vuitton son bastante comparables a los del segundo trimestre", agregó.

Guiony añadió, sin embargo, que hubo "alguna desaceleración" particularmente en Asia -sin ser China-, donde el número de turistas fue menor comparado con el año pasado.

El presidente financiero dijo que no hubo una caída en la demanda de los productos de Louis Vuitton -que incluyen carteras con las iniciales de la marca a un precio de 600 euros (US$780)- si bien las cifras comparativas de un año atrás eran altas.

Refiriéndose a las ventas globales, Guiony dijo que "Europa está un poco alto, Estados Unidos un poco bajo y China cercana a la primera mitad, con un crecimiento de un solo dígito".

Louis Vuitton, que es la marca de lujo más grande del mundo en términos de ventas con ingresos de más de 7.000 millones de euros, representa alrededor de un 75% de las ventas de modas y cuero de su matriz LVMH.

Los inversores de lujo se han mostrado preocupados de que los consumidores chinos están comenzando a desencantarse con las grandes marcas como Louis Vuitton y Gucci.