Guayaquil. El Ministerio de Agricultura está decidido a controlar el brote de la fiebre aftosa en Ecador y para ello, ejecuta campañas de información y vacunación en los hatos ganaderos que han logrado que en los últimos 22 meses, casi dos años, no se presente la enfermedad que afecta al animal.

Por ello, desde este lunes se inició la primera fase de la vacunación, señaló Javier Vargas, de Agrocalidad, quien reiteró que la meta es declarar a Ecuador un país libre de la enfermedad.

Los beneficios que se obtiene, por ejemplo, es la apertura de mercados para la carne de Ecuador que al momento están cerrados, dijo el profesional.

La resistencia de los ganaderos se debe por falta de conocimiento y de los beneficios. Los animales presentan reacciones momentáneas y los administradores de los hatos gananderos no los vacunan.

Sin embargo, el programa de Erradicación de la Fiebre Aftosa tiene métodos de control como lo es el areteo y la entrega del certificado que permite la movilización de los animales, dijo.

Vargas reiteró que el programa que se inicia en Santo Domingo de los Tsáchilas. El ganado que fue vacunado el año anterior volverá a recibir la dosis.

Pastor Gómez, administrador de una hacienda ganadera de la zona de Colimes precisó que al inicio existía un rechazo por parte de los administradores, ya que los animales sanos mostraban rechazo a la dosis. “Entendemos que ese es un efecto normal; además, no podemos mover el ganado sin los certificados”, declaró.

Este criterio es compartido por Segundo Rugel, ganadero de la misma zona, quien menciona que hay interés del sector en impulsar el desarrollo de la producción de las carnes para exportar al mercado de la región andina.