La aerolínea alemana Lufthansa canceló alrededor de 1.350 vuelos como consecuencia de la huelga de pilotos que comenzó hoy a las 11:00 horas GMT (8:00 hora chilena), un paro que concluirá el martes y que está previsto que afecte a unos 150.000 pasajeros.

La huelga, anunciada el domingo por el sindicato Vereinigung Cockpit (VC), está convocada para este lunes en los vuelos de corta y media distancia y a partir de las 2:00 horas GMT del martes (23:00 de este lunes, hora chilena) también en los de larga distancia.

La decisión fue adoptada después de que el viernes por la noche fracasara la última ronda de negociaciones entre el sindicato y la dirección de la mayor aerolínea alemana, que quiere modificar el sistema de jubilaciones anticipadas de los pilotos.
LAS RAZONES DEL PARO

Han sido convocados a la huelga los pilotos de Lufthansa y también los de Lufthansa Cargo, la filial de transporte de mercancías, pero en esta ocasión Germanwings, la filial de bajo costo, no se verá afectada por las movilizaciones.

Según las cifras presentadas por la aerolínea a finales de octubre, las 8 huelgas protagonizadas por los pilotos desde finales de marzo han costado a la compañía 170 millones de euros.

Un portavoz de la empresa calificó el paro como una medida “desproporcionada” e hizo un llamado a los pilotos para retomar de forma inmediata las negociaciones.

El sindicato achacó su decisión a la actitud de “bloqueo” de Lufthansa, a la que acusó de haber decidido suprimir “de forma autocrática” en el convenio colectivo el sistema de jubilaciones anticipadas en caso de falta de acuerdo.

Su principal reivindicación es el mantenimiento del sistema de jubilaciones que paga la compañía para los 5.400 pilotos de la empresa.

Hasta ahora los pilotos podían dejar de trabajar a partir de los 55 años con un 60% de su sueldo base y la dirección quiere situar la edad de jubilación como mínimo en los 60 años.