Fráncfort (Alemania). La compañía aérea alemana Lufthansa tuvo en 2014 una pérdida neta de 732 millones de euros, frente al beneficio de 407 millones de euros en 2013.

Lufthansa informó hoy de que no repartirá este año dividendos correspondientes al año 2013.

La mayor compañía aérea de Alemania añadió que las pérdidas se debieron a la venta de la infraestructura de tecnología de la información de su filial de servicios Lufthansa Systems, el aumento de las contribuciones a los planes de pensiones y las provisiones para asegurarse precios del combustible.

Lufthansa tuvo el año pasado un beneficio operativo de 954 millones de euros, un 36,5 % más que en 2013.

La aerolínea mantuvo en el mismo periodo la facturación en 30.000 millones de euros.

Las acciones de Lufthansa caían un 4,3 %, hasta 13,28 euros, tras conocerse estos resultados.