Caracas. Al cierre de 2011, Lufthansa espera retomar en Venezuela la senda del crecimiento que en el resto de la región arrancó el año pasado, de acuerdo con Antonio Cuoco, director general de Lufthansa para Venezuela y el Caribe.

Las ventas de la aerolínea alemana en Sao Paulo, Buenos Aires y Bogotá tuvieron repuntes importantes en 2010, después de la contracción propiciada por las crisis mundiales financiera y económica de 2008 y 2009, según el gerente.

Aunque no dio el porcentaje de incremento que espera alcanzar la compañía en el mercado venezolano este año, Cuoco basa sus proyecciones en que desde el 1° de enero hasta la fecha el factor de ocupación de los vuelos de Lufthansa desde Caracas se ha incrementado 8,5% con respecto al mismo período de 2010.

El director general de Lufthansa prefiere esperar a que transcurran al menos otros dos meses para hacer cálculos más acertados, debido a que la devaluación de 2010 "cayó por sorpresa" y motivó caídas importantes en enero y febrero de ese año, que aún no permiten confirmar si el crecimiento que se está evidenciando este año es "real".

Venezuela es el segundo mercado para Lufthansa en Latinoamérica, después de Brasil, tanto en el número de pasajeros movilizados, como en facturación, según Cuoco.

En 2010 la línea aérea logró mantener sus resultados locales en niveles similares a los de 2009, a pesar de que la devaluación de Bs.F. 2,15 a Bs.F. 4,30 por dólar que hubo en enero de ese año motivó una caída de 24%, medida en divisas, en las ventas totales de boletos aéreos, señaló el directivo con base en las cifras de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés).

"Mientras otras aerolíneas redujeron frecuencias o empezaron a volar con aviones más pequeños, Lufthansa fue la única compañía aérea que mantuvo sus siete vuelos semanales con el Airbus 340", dijo.

Que el año pasado no haya habida una caída en las ventas locales de Lufthansa se debió, según Cuoco, a las compras hechas por viajeros franceses, italianos, argentinos y de otras nacionalidades que no percibieron el incremento de precios, porque cancelaron en dólares.

"La calidad del servicio que caracteriza a la aerolínea en el país también ayudó a mantener las ventas del año pasado, especialmente de boletos para primera clase y clase ejecutiva, porque el cliente venezolano es exigente", de acuerdo con el ejecutivo de Lufthansa.

Estrategia regional. La estrategia del grupo Lufthansa en América Latina incluye la operación de 45 vuelos semanales (38 de Lufthansa) desde sus aeropuertos de salida: Sao Paulo (Brasil), Buenos Aires (Argentina), Caracas (Venezuela), Ciudad de México (México), y desde el año pasado se sumaron Bogotá (Colombia) y Río de Janeiro (Brasil) como destinos.

Cuoco explicó que "las alianzas y acuerdos de cooperación con TAM, Taca y Avianca en la región le permiten realizar vuelos conjuntos bajo el sistema de códigos compartidos, que ofrece a los clientes más opciones de destinos".

El vocero de la aerolínea adelantó que en aproximadamente un año se sumarán además Copa y Aero República a Star Alliance, una alianza de la cual Lufthansa es socio fundador y actualmente cuenta con 27 miembros, ofrece conexiones a 1.160 destinos en más de 181 países, suma 4.023 aviones, alrededor de 21.000 vuelos diarios, 1.160 aeropuertos, así como también acceso a 980 lounges o salas VIP en todo el mundo.