La aerolínea alemana Lufthansa suspendió la venta de boletos a través de las agencias de viajes venezolanas.

Sandra González, directora ejecutiva de la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo (Avavit), informó que algunas afiliadas recibieron una notificación técnica que suspende la placa o autorización de venta de boletos de Lufthansa.

La notificación no precisa por cuánto tiempo permanecerá suspendido el acceso de las agencias nacionales al sistema de la aerolínea alemana ni precisa las razones por las cuales la casa matriz de la empresa tomó la decisión.

Agentes señalaron que ello no afecta la venta de tickets a través de las oficinas comerciales de la empresa en Venezuela ni vía web, aunque es bien sabido que la comercialización de pasajes internacionales ha estado restringida desde finales del año pasado para el mercado venezolano.

Se calcula que a través de las agencias de viajes se comercializa el 80% de los pasajes aéreos.

Al momento no estuvieron disponibles voceros de Lufthansa en Caracas. Sin embargo, esta es una de las 22 aerolíneas internacionales que esperan el pago de cerca de 4.000 millones de bolívares (US$634 millones) por parte del gobierno venezolano desde hace casi dos años para repatriarlos a sus casas matrices.

De acuerdo con datos de la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (Alav), Lufthansa, que opera un vuelo diario entre Frankfurt y Caracas, ha reducido en 37% su oferta de asientos respecto a 2013 como una forma de bajar costos para mantener la operación local.

Otras 11 empresas internacionales han seguido el mismo camino, en tanto que Air Canada dejó de operar el 16 de marzo tras la decisión del Gobierno venezolano de rescindir el convenio bilateral. Ayer Alitalia siguió el camino de la canadiense al suspender sus vuelos de forma temporal a partir del 1 de junio y recortar 17 vuelos durante el mes de mayo.